Checo Pérez habla de sus adaptación a un coche de estilo opuesto al que tenía en Racing Point y confiesa que Max Verstappen le está dando consejos sobre cómo cambiar la forma de conducir para sacarle todo el partido, aunque aún le llevará un tiempo conseguirlo.

"Me dice cómo conducir el coche, cómo aprovechar al máximo el automóvil y cómo debo ajustar mi estilo de conducción", dice Pérez sobre los consejos que le da el holandés, que lleva en Red Bull desde mayo de 2016.

"Cada circuito es diferente. No significa que si aprendes algo aquí en España, eso funcionará inmediatamente en Mónaco, aunque la gente pueda pensar que sí", señalaba en rueda de prensa telemática después de la carrera de Montmeló.

En lo que sí confía es en revertir esas críticas en el Gran Premio de Mónaco, que se disputa el próximo fin de semana (21 al 23 de mayo)

"Tengo muchas ganas de que llegue Mónaco, especialmente con este coche. Creo que tenemos la oportunidad de ganar", asegura el piloto de Guadalajara, quien está sintiendo ya la presión de la prensa británica, que esta semana lo comparaba con Alexander Albon y Pierre Gasly, por la distancia a la que está de Verstappen en tiempo por vuelta. Está impaciente por demostrar que puede estar en el podio de inmediato.