Sergio Pérez fue un pilar fundamental para la evolución de Red Bull Racing en el año 2021, la cual culminó con aquella épica remontada de Max Verstappen sobre Lewis Hamilton, con la que consiguió arrebatarle el campeonato mundial de pilotos y cortar con la hegemonía del piloto británico. Sin embargo, el mexicano quiere más para la temporada 2022.

Ser segundo piloto en la escudería austríaca no es nada fácil. Y prueba de ello son los pasos en falso de Pierre Gasly y Alexander Albon que no cumplieron las expectativas. Pero la llegada de Checo otorgó experiencia y un rendimiento que, si bien tiene mucho margen de mejora, cumplió las expectativas.

Por eso, no disimula su deseo de algún día obtener el título del mundo de la Fórmula 1. El mexicano no escatimó al afirmar que se encuentra en una etapa de disfrute del automovilismo, ya que ha superado el momento de necesidades y crecimiento, lo cual lo anima a pensar en alcanzar la gloria algún día

"Ya no necesito estar aquí, ya sabesEstoy aquí porque todavía creo plenamente que puedo convertirme en campeón mundial. Además, por supuesto, porque disfruto trabajar con mi equipo, eso es todo", declaró el piloto que ya renovó contrato con Red Bull y aspira a ser el primer latinoamericano en ser campeón desde que Ayrton Senna lo lograra en 1991.

Sobre su estancia en el equipo que logró obtener el título de pilotos luego de ocho años, declaró: "El grupo de personas aquí, los ingenieros, la cultura de Red Bull; es una gran marca. Eso implica más trabajo del que estoy acostumbrado, pero realmente lo disfruto. Siento que soy una gran parte de esto. Trabajo bien con Max y con los ingenieros, de hecho con todo el equipo".