La Fórmula 1 no es todo Verstappen, Hamilton, Red Bull y Mercedes. Si bien estos son los que han acaparado todas las miradas en los últimos años, la categoría reina del automovilismo posee varias escuderías más que ya están pensando en los ajustes para la próxima temporada. Y una de ellas es Alpine.

La sucesora de Renault F1, llegó a la categoría en búsqueda de ir subiendo peldaños que lo acerquen a la altura de McLaren o Ferrari en el segundo escalón detrás de los gigantes Red Bull y Mercedes. Por eso, el equipo francés no se anduvo con vueltas y fichó al veterano Fernando Alonso. El español, campeón en 2005 y 2006 justamente con Renault, llegó para ser ladero de Esteban Ocon, pero los resultados están demostrando lo contrario.

El español está cerca de renovar con la escudería francesa

Alonso lleva cinco GP consecutivos en zona de puntos, lo que ubican en el puesto 11 de la tabla de pilotos con 26 puntos, casi el doble que su compañero de equipo que tiene 14. De esta forma, Alonso, que posee un contrato de un año, con una clausula de renovación de otro año más en poder del equipo, tiene casi garantizada la extensión del vínculo con Alpine.

"Lo está haciendo muy bien. Es tan rápido como siempre. Sin duda, está sacando el máximo partido al coche, que no es increíblemente rápido y aún se las arregla para dar algunas vueltas increíbles y clasificar el coche muy bien. Hasta ahora, todo va bien. Está haciendo todo lo posible para que yo considere ejercer esta opción contractual" afirmó Laurent Rossi, el jefe de equipo de Alpine.

La escudería francesa se encuentra en la séptima posición en la tabla de constructores con 40 puntos, muy cerca de Alfa Romeo que tiene 48 y de Alpha Tauri que suma 49 en la quinta posición. Precisamente ese quinto puesto es al que apunta Alpine para seguir creciendo en la categoría.