Aunque muchos tienen la falsa creencia de que la MLS es una liga para futbolistas en la última etapa de su carrera que buscan un destino tranquilo para retirarse (porque de hecho, con algunos ha ocurrido), eso no es lo que piensa Xherdan Shaqiri.

El mediocampista nacido en Kosovo y naturalizado suizo tiene claras sus aspiraciones en el fútbol estadounidense y tanto las ganas como la ambición son 2 de las señales inequívocas del norte que se ha trazado para el futuro cercano.

Con 30 años de edad y viviendo su primera experiencia fuera del continente europeo, este hábil futbolista desea alcanzar la gloria con su Chicago Fire en la máxima categoría del balompié estadounidense.

Shaqiri desveló sus intenciones

En una entrevista brindada a MLSoccer.com, Xherdan destacó, entre otras cosas, su deseo de ayudar a su equipo a conquistar el torneo local, mismo que no gana desde 1998. En su primer cotejo con el cuadro de Illinois, el volante ofensivo jugó los 90 minutos completos en el empate a cero entre los suyos y el Inter Miami.

Entre las palabras que emitió para la web oficial de la liga, destacan las siguientes:

"Algunos jugadores llegaron a la MLS muy tarde en edad. Yo estoy en una buena edad y en mi mejor momento, así que tengo muchas ganas de jugar aquí y dar mi experiencia a este club, a estos jugadores y tratar de tener éxito".

Esto demuestra que el oriundo de Gnjilane no ve este campeonato como la estación que antecede a una retirada deportiva, sino como una oportunidad para seguir creciendo y sumando méritos.

Sobre la situación de la organización a la que pertenece también fue honesto, pero no menos ambicioso:

"Como sabemos, el club no tuvo un desempeño muy bueno en las últimas temporadas, así que mi objetivo es recuperar la gloria y seguir adelante con este equipo".

Quiere que el fútbol sea primero

Xherdan Shaqiri reconoce a la ciudad de Chicago como un lugar en el que el fútbol soccer es una disciplina incipiente. Sin embargo, manifestó su deseo de poner su grano de arena para que esa realidad cambie en el corto plazo:

"Soy un tipo que mira hacia adelante y tengo hambre de éxito y títulos. Así que mi gran sueño es que este club gane un trofeo, también traer gente al estadio de Chicago, porque como saben, el baloncesto, el fútbol americano, el béisbol y el hockey sobre hielo están actualmente por delante del soccer. Queremos cambiar eso y para ello necesitamos del éxito".