Si hay un candidato fijo en la MLS, es Los Ángeles Galaxy. No importa el presente o los resultados, siempre se espera que el equipo galáctico sea protagonista y vuelva a levantar un título que no logra desde 2014, siendo a día de hoy, el máximo ganador de la competición.

Y el comienzo no pudo ser mejor. Dos triunfos en dos presentaciones, ambos por 1-0, lo dejan en la cima de la Conferencia Oeste junto al sorprendente Austin FC. Pero no hay que adelantarse a los hechos, ya que la temporada pasada el equipo también tuvo un comienzo igual, pero la temporada fue un desastre.

La temporada 2021 inició con dos victorias, ambas por 3-2 ante Inter Miami y New York Red Bulls, pero lo que parecía un envión anímico excelente para continuar con la racha ganadora, se convirtió en una campaña extremadamente irregular.

El Galaxy ganó apenas dos de los últimos quince encuentros (llegó a enlazar ocho sin victorias) y terminó la temporada en el octavo lugar quedándose fuera de los playoff por apenas una victoria, al igualar en puntos con Real Salt Lake pero teniendo un triunfo menos.

Ahora, con un Chicharito Hernández que vuelve a liderar el equipo y ya convirtió en el debut, más los aportes de Douglas Costa, Efraín Álvarez y Kevin Cabral, quiere ser más regular y obtener una seguidilla de partidos que lo ubiquen como candidato, no solo a los playoff, sino a volver a levantar la MLS Cup

Durante la próxima jornada, Los Ángeles tendrá un duro desafío para ver si puede continuar con el impulso de las dos victoras, ya que visitará Seattle para jugar ante Sounders, que perdió ambos encuentros y hará todo lo posible para sumar por primera vez en el campeonato