El Portland Timbers, equipo favorito para llevarse la MLS Cup 2022 está enredado en una maraña legal por la situación que vivió hace algunas semanas con su exjugador, el peruano Andy Polo. Después de apartarlo en primera instancia y de desvincularse más tarde de él por violencia doméstica contra su pareja sentimental, el club ahora tiene que lidiar con vestigios de dicho conflicto.

Resulta que la Major League Soccer ha encontrado culpable de incumplimiento de sus responsabilidades con Genessis Alarcón, esposa de Polo, al club leñador. A esto se suma la presunción de que la escuadra verde y amarilla habría ocultado durante un tiempo estos actos repudiables del hoy jugador del Universitario de su país.

Antecedentes e investigación

El 10 de febrero de 2022, el Timbers rescindió el contrato de Andy Polo por presunta violencia contra su cónyuge. Además, lamentó el hecho de haber pasado por alto una denuncia de ella por la misma situación a mediados del 2021.

A partir de aquí, la liga inició unas pesquisas independientes para determinar si en efecto, el cuadro de Oregón ofreció las garantías suficientes a la afectada. ¿El resultado? Que Portland no solo no asistió a la fémina, sino que no le retuvo el pago al jugador y no cubrió la manutención de los hijos que tiene en común con ella.

"Los investigadores concluyeron que la oferta de los Timbers de ayudar a Genessis Alarcón, la ex pareja de hecho del Sr. Polo, y sus hijos, no tenía la intención de inducir, y no indujo, a la Sra. Alarcón a abstenerse de presentar cargos penales contra el Sr. Polo. El informe también concluyó que, si bien los Timbers deberían haber informado el incidente del 23 de mayo de 2021 a la MLS, no había evidencia de que los Timbers intentaran ocultar o tapar el incidente."Confirmó el comunicado emitido por el organismo rector del fútbol en los Estados Unidos.

Volverá a jugar

En el caso del atacante peruano, volverá a jugar en su país luego de 6 años en el exterior, aunque el propio club Universitario de la primera división inca decidió aplazarlo 15 días de toda actividad deportiva mientras se arregla este lío con la justicia norteamericana.