75.000 espectadores. Entradas a más de 1.000 dólares. Son los números del Charlotte-Galaxy, que podría batir el récord de asistencia de espectadores de la MLS estadounidense con casi todas las localidades vendidas. Así, el encuentro superaría el registro de Atlanta, que vendió 73.019 localidades en un encuentro de 2018.

La MLS se prepara para escribir la historia este fin de semana. El Charlotte FC, club debutante en la liga estadounidense, anunció que en su primer partido como local esperaba romper el récord de asistencia a un juego de la Liga y la demanda no se hizo esperar, ya que a último momento se venden entradas por más de 1.000 dólares para su estreno en el estadio Bank Of America, la casa de los Tennessee Titans de la NFL

Será el Los Ángeles Galaxy del mexicano "Chicharito" Hernández y el brasileño Douglas Costa el rival del Charlotte en una tarde histórica que, aseguran desde la prensa local, batir el récord de espectadores en lo que va del 2022 en todo el mundo.

La entrada más barata para acceder al Bank Of America cuesta 55 dólares, mientras que las más caras llegan a los 1.100 dólares en la plataforma de venta oficial "Ticketmaster". Unas cantidades que aumentan si se considera que en Estados Unidos los precios indicados no incluyen los impuestos, que cambian dependiendo de cada estado y se pagan en el momento de la finalización de la compra.

Y es un dato que confirma el creciente interés del público estadounidense en el fútbol, sobre todo entre los jóvenes, en un país que, según cifras facilitadas por la MLS, invirtió más de 7.000 millones de dólares en la edificación de instalaciones para este deporte.

De todas formas, ya se confirmó que por costos de mantenimiento y futura demanda, Charlotte no usaría la totalidad del estadio en los próximos encuentros, ya que cerrará el anillo superior dejando solo el inferior y el medio disponible. Igualmente, para este estreno y la particularidad de ver al equipo local por primera vez ante su gente, se espera un lleno total.

La franquicia azul debutó con una goleada en contra de 0-3 en su estreno oficial en la MLS en su visita al DC United, mientras que el Galaxy derrotó al último campeón New York City FC por 1-0 con un tanto sobre la hora del mexicano Javier Hernández.