Históricamente, los equipos de la MLS que se ubican en la paradisíaca Florida han batallado para ser serios contendientes. En su todavía corto periodo de vida dentro de la liga norteamericana, no ha sido la excepción para Inter Miami.

Los Flamingos realmente la han pasado mal en sus dos primeros años; recordando que su participación inicio precisamente en 2020. Aquella temporada, marcada por la interrupción del campeonato por la pandemia de Covid-19, apenas cosecharon siete triunfos en 23 partidos de temporada regular. Y en el curso pasado, ganaron once y perdieron quince en los 31 juegos de la primera fase. En ninguno de los dos casos, llegaron a playoff.

En su inicio, Miami apostó por el aporte de estrellas de renombre suficiente como para catalogarlos entre la esfera de Jugadores Franquicias (o muy cerca de serlos) y de tipos muy reconocidos y relevantes dentro de la MLS: Rodolfo Pizarro, Blaise Matuidi, Luis Robles, Román Torres, Lee Nguyen, Leandro González Pirez, Brek Shea, Gonzalo y Federico Higuaín, entre otros.

El camino que inicio con Diego Alonso como director técnico y que luego sería relevado por Phil Neville, ha tenido al conjunto Rosa navegando de media tabla hacia abajo. Y hoy, tras tan solo dos años, Gonzalo Higuaín es de los pocos que continúa y quizás el único en que las expectativas se mantienen a la altura de su prestigio.

Inter hizo un cambio dramático de plantel con decenas de bajas y altas. Rejuvenecieron su plantilla, y ahora el proyecto parece dirigirse a otro rumbo en el que tienen a Higuaín como estandarte (usará el dorsal número 10 esta temporada) y líder de un equipo con enormes promesas. Entre esas, el ecuatoriano Leonardo Campana, el colombiano Emerson Rodríguez, y en menor medida el tico-americano Ariel Lassiter. Y podríamos sumar el regreso de DeAndre Yedlin tras su paso por el fútbol europeo.

"Uno de nuestros principales enfoques esta pretemporada ha sido la unión, el espíritu del equipo, porque sin eso, las tácticas y los sistemas no significan nada. Así que hemos trabajado muy duro en eso. Es necesario. Es hora de formar amistades, comprensión y conexiones, pero creo que realmente estamos en un buen lugar", afirmó Phil Neville a la prensa local.