Miguel Ángel Ramírez Medina, es el director técnico del Charlotte FC, el recién aparecido equipo de la Major League Soccer, pero también es la persona que lidera desde lo deportivo uno de los proyectos más ambiciosos que existe actualmente en el fútbol mundial.

En una entrevista llevada a cabo por diario el catalán Sport, el entrenador de 37 años de edad nacido en las Las Palmas, España, habló sobre lo que está siendo su experiencia como timonel en el fútbol de los Estados Unidos al frente del equipo de las Carolinas.

Tras su paso por el Inter de Porto Alegre del balompié brasileño y obtener gran éxito con el Independiente del Valle de Ecuador al convertirse en el primer DT europeo en ganar la Copa Sudamericana, este joven coach pretende hacer historia sobre los engramados norteamericanos.

Un gran reto

Al ser cuestionado sobre lo que será el debut del Charlotte FC en casa ante 75 mil espectadores (lo que supondrá un récord de asistencia en la MLS) contra Los Angeles Galaxy, el mánager ibérico dijo lo siguiente:

"La verdad, no pensé antes de venir que hubiera esta pasión y estas ganas de tener un equipo, pero desde que llegué sí que la gente me ha transmitido y me transmite una pasión muy grande para el fútbol".

Por otra parte, cuando se le comentó sobre el crecimiento que ha tenido el fútbol del país de las barras y las estrellas y lo que pudiera llegar a ser en el futuro, Ramírez manifestó sin titubear:

"Como potencial, la MLS puede alcanzar el nivel de las grandes ligas europeas. Pero, con mucho respeto, creo que la MLS tiene que sufrir cambios estratégicos para poder adaptarse a la demanda del fútbol mundial".

Según este estratega, las reglas de mercado interno y de desarrollo de jugadores que tiene actualmente el campeonato coaccionan y no ayudan, por lo que él mismo se ha ofrecido para buscar maneras de transformar el reglamento y la aplicación del mismo. No obstante, confía en que la MLS tiene el potencial suficiente para convertirse en una de las mayores ligas del mundo.