La Major League Soccer iniciará su temporada 2022 el día de hoy en medio de un gran crecimiento en todos los sentidos en los últimos años. Es probablemente el campeonato que más ha evolucionado en estos tiempos y eso se ha notado en todos los aspectos inherentes a él.

Sin embargo, todavía hay quien ve al fútbol de los Estados Unidos como un destino para esos jugadores que buscan una competencia tranquila donde retirarse, debido a que tienen unos meses adicionales de vacaciones y en principio, el nivel de juego no sería tan elevado.

Eso es lo que afirmaron figuras como el brasileño Neymar Jr. y el colombiano James Rodríguez recientemente, cuestión que ha desatado la molestia del comisionado de la MLS, el señor Don Garber.

La MLS no sería una liga para caducados

Según el mandamás del soccer en Norteamérica, la MLS busca dejar de ser catalogada como una liga para futbolistas que están por colgar los botines. Sobre las declaraciones de estos 2 cracks dijo lo siguiente:

"No necesitamos traer a un jugador de renombre al final de su carrera porque decidió que quiere retirarse en la MLS. cuando Zlatan (Ibrahimovic) dejó la Major League Soccer nadie dijo que se iba a retirar a Italia. Y, francamente, eso me insultó".

También manifestó que pretenden hacer del circuito de mayor prestigio de los Estados Unidos un lugar para que jugadores jóvenes hagan sus propias historias.

"Queremos que nuestra historia sea sobre jugadores jóvenes que vienen aquí en las primeras etapas o en la flor de su carrera y hacen de nuestra liga su liga preferida. Como todas las mejores ligas del mundo, se trata de comprar y vender jugadores".

Las palabras a las que se refirió

Los juicios de valor que molestaron a Garber fueron realizados hace unos días. El carioca Neymar en su momento expresó: "Tengo muchas ganas de jugar en la MLS, en realidad. Me encantaría jugar allí al menos durante una temporada. ¿Por qué? Su temporada es más corta, así que tendría tres meses de vacaciones. Jugaría muchos años más".

Por su parte, el cafetero James Rodríguez no se quedó atrás y se refirió al balompié de los Estados Unidos así: “No se dónde me voy a retirar, es una buena pregunta, quisiera Estados Unidos, es un país que me gusta mucho, estaría más cerca a mi hija, que está en Miami, la cultura de allá me encanta, siempre voy en vacaciones allá”.

Las aclaraciones de Don Garber son una advertencia al planeta del fútbol y a la vez confirman las intenciones de la MLS: ser un torneo que genere más adeptos y eleve su prestigio año tras año.