La llegada de Javier "Chicharito" Hernández a la MLS en la previa de la temporada 2020 fichando por Los Ángeles Galaxy fue todo un suceso para la Liga estadounidense. Con 31 años arribaba a un equipo que quería volver a las épocas doradas siendo el mejor del país y que deseaba beneficiarse de sus goles.

Hoy, dos años después, se puede decir que el objetivo individual del mexicano está cumplido. Goles no faltan, más allá de que el Galaxy aún no haya conseguido los objetivos propuestos y se le siga negando el título desde 2014.

La temporada 2022 arrancó de forma irregular para el equipo angelino, ubicándose tercero en la Conferencia Oeste con 9 puntos producto de tres victorias y dos derrotas en cinco partidos. Pero si el Galaxy está en esa posición, es gracias a Chicharito que con el doblete que le hizo a Portland el día de ayer, alcanzó los cuatro tantos en la temporada.

El delantero, con pasado en el Manchester United y Real Madrid, entre otros, está segundo en la tabla de goleadores que lidera Brandon Vázquez, de Cincinnati con cinco conquistas. Pero en la ciudad californiana no se conforman y ansían que Hernández siga de racha para llevar al Galaxy a lo más alto nuevamente.

No solo en Los Ángeles se benefician de este presente del delantero, ya que a ocho meses del Mundial, en el país azteca miran de reojo el rendimiento del que puede ser elegido con argumentos de sobra el Jugador de la Semana 5 en la MLS.

El equipo que dirige Tata Martino no cuenta con Hernández desde septiembre de 2019 y en México muchos se preguntan por qué. Desde el hecho de que no es del gusto del entrenador, hasta que el grupo de jugadores no lo quiere en el plantel, son muchos los rumores que circulan en el entorno del "Tri".

Lo cierto es que Chicharito es el máximo goleador de la selección mexicana y, como dato relevante, convirtió al menos un gol en cada uno de los torneos oficiales que jugó con el combinado nacional. Por lo que en la previa de Qatar 2022, seguro esté en la consideración, a pesar de su alejamiento.

De todas formas, en el Galaxy tienen asegurados goles y sueñan cada vez más con que Chicharito los haga levantar el trofeo de la MLS Cup, logro que no consiguen desde la edición de 2014, cuando se convirtieron en soledad en el máximo ganador de la historia de la Liga