La historia de nunca acabar en el béisbol invernal con algunas imposiciones de unas gerencias deportivas fue lo que probablemente pudo detonar la salida de Rodney Linares de los Leones del Escogido, uno de los clubes más importantes de béisbol de la República Dominicana.

Linares contó que la dirección de los felinos quiso intervenir en su estilo de juego en la que le impusieron mover al histórico pelotero dominicano Albert Pujols de la alineación de los melenudos.

El dominicano-estadounidense es uno de los técnicos de béisbol más respetados en la LIDOM. Pero al parecer, el alto mando de los Leones se pasó de la raya según lo que le contó al comunicador Martín Zapata.

¿Albert Pujols fue el culpable?

"Pujols es un jugador de respeto, serio en su trabajo, pero que no estaba rindiendo lo suficiente como tercer bate y José Gómez nos pidió moverlo a sexto bate, a lo que me negué", dijo Linares en una entrevista.

Sin embargo, pese a la responsabilidad de conformar un club ganador, las gerencias actuales del béisbol arman a diestra y siniestra las alineaciones del béisbol de las Grandes Ligas algo que quizá José Gómez no tuvo el tacto suficiente para conversarlo con Linares.

Un caso muy recurrente ha sucedido con los Medias Blancas de Chicago quiénes han formalizado algo muy grande junto a Tony La Russa.

Linares fue despedido de su cargo tres días después de superar la Covid-19 un virus que se ha llevado a mucha gente en el mundo por lo que fue una falta de respeto ante uno de los técnicos quisqueyanos que existen dentro del sistema MLB.

Tomado esto en cuenta la razón de colocar a Pujols en un punto determinado del lineup fue la punta de lanza para el despido de unos de los coaches más importantes en la isla. Quizá Linares marche como candidato para dirigir a la selección en el Clásico Mundial del Béisbol.

Los registros ofensivos que dejó el pelotero de los Cardenales de San Luis en las Grandes Ligas fueron de .246 de promedio ofensivo, con un jonrón, seis carreras remolcadas todo ello en 16 partidos disputados.

Linares dejó una verdad suelta en el programa de Zapata en la que las gerencias deportivas latinoamericanas le dan mucha importancia (de más) a lo que piensan los fanáticos cuando son en teoría los técnicos quiénes saben más de la disciplina que están participando.

"En ese orden afirmó que en la República Dominicana se escuchan mucho las opiniones de los fanáticos, lo que obliga a que sean cambiadas las estrategias iniciales de la dirigencia y la gerencia",se sinceró.