La República Dominicana es el escenario para que muchos niños jueguen beisbol, siendo este el deporte rey de la isla caribeña y es por ello que cuentan con una gran cantidad de jugadores nativos dentro del beisbol de las Grandes Ligas. Pero hay una realidad que no escapa a la hora de hablar de los jugadores latinos, entre ellos los dominicanos, sabemos del control antidoping en la MLB, pero en los ultimos años ha salido la interrogante de conocer que pasa en la Liga Dominicana de Beisbol Profesional (LIDOM) y saber si en la liga también se hacen o se tiene pensado realizar un control antidoping a los jugadores que hacen vida en la liga invernal.

Para el año 2020, se obtuvo la cifra de 40 dominicanos que habian dado positivo por dopaje desde el 2004 en la MLB, casos en los ultimos años que incluyen a jugadores de la talla de Robinson Canó y Diego Goris, en el año 2019 dominicana lideraba fácil el dopaje con un 50 por ciento, recordemos además, que para el 2003 se lanzó una lista con un famoso reporte donde no se revelarian los nombres de los peloteros, pero que contenia la cifra de 103 jugadores positivos.

 

CDN y CDN Deportes conjuntamente con la Federación Dominicana de Medicina Deportiva, realizaron el primer Foro Internacional contra el Dopaje, en busca de concientizar sobre los peligros que representan las sustancias controladas en los atletas. Alba Nelly Familia, directora de CDN canal 37, dijo que buscan hacer un aporte, como lo hicieron en diciembre en la Cumbre por el Deporte, para que el sector, que ha convertido al pais en una potencia deportiva, sea una nación con regulaciones claras en el tema antidopaje.

Adentrandonos ya a LIDOM, el Comité Ejecutivo de la Convención Internacional contra el Dopaje de la UNESCO hizo una critica a la liga invernal. El presidente del comité ejecutivo Marcos Díaz, presente en el foro contra el dopaje dijo que "Aunque la Agencia Mundial de Dopaje no tiene jurisdicción sobre las ligas profesionales, deberian tener un programa para mantener la credibilidad.

Diaz no solo hizo un llamado a la LIDOM, sino también a los gobiernos, calificando que esto ha sido "ingnorado" por ambas partes y que de ser tomado en cuenta seria un buen mensaje para los niños que van encaminados en el mundo beisbolistico.  Pero esta no es una solicitud de ahora, en el año 2018 el Consejo Regional de Desarrollo (CRD) dando seguimiento al rumbo ético y disciplinario asumido por la LIDOM y sus equipos, sugirió agregar el control antidopaje para tener mejores eventos y campeones.

La LIDOM no ha tenido agendada implementar un programa antidopaje como lo hacen otras ligas (México y Venezuela), aunque se ha tocado el tema, aun hay preguntas al aire con respecto al tema. Incluso se han estancado las posibles negociaciones con el Sindicato de Peloteros, puesto que se atribuye, el no realizar las pruebas por el alto costo que estas generarían, ademas de no apostarles a los beneficios que estas traerian a la liga, estas interrogantes han quedado al deber, por parte de los interesados.

Para Marcos DÍaz se considera que las pruebas antidopajes aplicadas en la Liga Dominicana De Beisbol Invernal, le brindarian una alta rentabilidad al circuito otoño-invernal y que además  está en el deber de hacer lo posible para realizarlas.

"La LIDOM no puede estar expuesta y ajena a promover el juego limpio y garantizar la salud de todos sus jugadores. Para ello el órgano facultado por el estado, el país es signatorio de convención internacional contra el depaje, en el caso de la liga seria tremenda rentabilidad en el negocio cuando inviertes en algo que te da credibilidad.

¿Estará la liga lista para realizar las purebas antidopaje a sus jugadores en las proximas campañas? Ya que estamos a ley de dias de comenzar una mueva temporda y el tema del control antidopaje tiene solo unos dias de expuesto y aunque se ha hablado en año anteriores del tema, es obvio que aun no se ha tomado la iniciativa. Estas interrogantes seguiran en el aire, mientras tanto los fanáticos ya estan listos para disfrutar de una nueva temporda de la pelota dominicana.

Hecmary Ugarte