La gerencia de losLeones del Escogido ha sido junto a la gerencia de Águilas Cibaeñas y Gigantes del Cibao, la más movida en los últimos años. El cuerpo de operaciones ha trabajado y los hechos son palpables. Sin embargo, los resultados no han sido los mejores, muestra de lo complicado de gerenciar en la pelota dominicana..

José Gómez y su equipo de operaciones enviaron el pick #8, el infielder Jeison Guzmán y el relevista David Paulinoa cambio de José Marmolejos,el lanzador José Manuel Fernández y el infielderDaniel Duarte.

Días antes, enviaron a Otto López a los Gigantes del Cibao a cambio de Maikel Franco.

José Gómez adquirió al lanzador Harold González en un cambio donde Edwin Espinal y Adonis Uceta fueron mandados s los Gigantes del Cibao. Los Leones también adquirieron a Félix Paulino, en el cambio que llevó aArquímedes Caminero a las Águilas Cibaeñas.

¿Qué tienen en común todos estos cambios? Que todos se realizaron en 2021 y NINGUNO de los jugadores que llegó a la franquicia jugó ni se integró a los Leones en ningún momento de la temporada.

Los Leones tienen un buen material nativo, pero no pueden aprovecharlo porque gran parte de ese material nativo no juega. Ivan Castillo, Aderlin Rodríguez y Franchy Cordero debían estar acompañados de José Marmolejos, Maikel Franco y Gregory Polanco en el lineup rojo, pero eso nunca pasó. En teoría la gerencia hizo buenos cambios, pero ya que dichos jugadores no jugaron los resultados no fueron favorables.

La liga dominicana es más difícil que gerenciar en MLB porque nunca tienes garantía de que jugadores por los que traspasas jueguen. En la mayoría de los casos dejan de hacerlo por razones que no tienen nada que ver con la gerencia de turno.

La ofensiva de los Leones fueron el segundo equipo que más carreras anotó en temporada regular a pesar de jugar en el Estadio Quisqueya, con dichas piezas ya mencionadas, dos ex-grandes ligas que deberían ser jugadores de esta liga (Franco y Polanco) y el MVP de liga menor José Marmolejos. 

El gran problema de los Leones durante toda la temporada fue el picheo en sentido general, sobre todo el relevo en la recta final de la temporada regular. Soy gran defensor de analizar en base a las decisiones tomadas en su momento no en cuanto a los resultados. Porque hay cosas que se hacen bien y salen mal. Los Leones del Escogido proyectaban tener el mejor relevo de la liga, contaban sin restricción con dos lanzadores que tan reciente como en 2020 eran lanzadores de Grandes Ligas como Pedro Strop, Reyes Moronta y quién si tenía restricciones Enoli Paredes. Que debían a Fernando Rodney y al mejor relevista del equipo en las temporadas previas a esta, Jumbo Diaz.Al principio de la temporada nadie critico la conformación de dicho bullpen, porque en plan armado para la temporada con el bullpen, en el papel parecía extraordinario.

Patrick Routolo fue una buena contratación para el relevo con un whip de 0.56 mientras jugó. Gerson Bautista fue extraordinario para el bullpen rojo.

El mayor mérito de la gerencia roja es el Draft. Víctor Santos y Félix Bautista fueron baluartes del relevo y fueron seleccionados en el penúltimo Draft. Cristopher Molina y Francisco Urbáez fueron candidatos al novato del año, ambos seleccionados en el Draft del 2021.

Esta no es una campaña de promoción a favor de José Gómez. Es un artículo de opinión donde exponemos los hechos y tratamos de evaluar de manera objetiva y justa el trabajo gerencial rojo. Hay cosas que se hacen bien y salen mal. Pasó con los Leones del Escogido. Sin embargo, el plan estuvo bien definido durante todo el año.

Incluso el cambio por Albert Pujols es más que justificable. Melky Mesa ya no tiene un rol de importancia en ningún equipo. Edward Paredes no hizo el roster de los Leones al principio de la temporada y tampoco fue utilizado por los Gigantes del Cibao. Pujols tuvo un OPS sobre .900 contra derechos en MLB, se podía esperar un impacto positivo de Pujols por este año. Todo esto sin mencionar el tema mercadológico y lo que pudo influenciar la directiva del equipo para tener a una figura como Pujols en el equipo.

Aunque si vale mencionar que no proteger a Tyler Alexander fue el ponche sin tirarle más grande en cuanto a refuerzos que se ha dado un gerente en los últimos años.

Independientemente de su buen trabajo gerencial, los resultados pueden llevar a la no-renovación de contrato de Gómez. En caso de que no se efectué la renovación, el fanático rojo debe darle las gracias por Aderlin Rodríguez y el impacto que puedan causar en el futuro José Marmolejos, Maikel Franco, Joseph Rosa, Isaías Tejeda entre otros.