Dicen un refrán en mi pueblo: “deseos no empreñan”. Usted puede quererlo, desearlo, pero una cosa piensa el burro y otra quien lo arrea. Al final Juan Soto, quien toda la intención de jugar con los Tigres del Licey, pero la decisión final no depende de él. Hay otros factores que deberán entrar en escena para que esto se dé.

“Estamos tratando de ver si podemos jugar con los Tigres del Licey”, dijo el pelotero en rueda de prensa este domingo. “Estamos esperando por el permiso. El gerente del equipo (del Licey, Audo Vicente) me dijo que él tenía que hablar con el staff del equipo y que mi cuerpo esté al ciento por ciento (listo)”. Audo Vicente había dicho esto el viernes pasado, en rueda de prensa con los periodistas.

Hasta ahora yo me siento bien, me siento saludable, pero todavía no estoy listo para entrar al terreno de juego

El grandeliga de los Padres de San Diego fue reiterativo con eso de la forma física. “Ellos me pueden dar el permiso mañana, pero ellos tienen que asegurarse de que mi cuerpo este al 100 por ciento“, explicó. “Hasta ahora yo me siento bien, me siento saludable, pero todavía no estoy listo para entrar al terreno de juego. Todo depende de cuándo llegué el permiso y pasar por un proceso de práctica, para poder entrar al juego”.

Los felinos, quienes terminaron en el primer lugar de la tabla clasificatoria en la ronda regular, reforzaron más que todo su pitcheo, al tomar como primera escogencia en el draft de reingreso al zurdo de los Toros del Este Raúl Valdés.

Pero la rueda de prensa del grandeliga, invitado por la Federación Dominicana de Beisbol, no solo giró en torno a la participación del bigleaguer con el Licey sino también sobre su futuro en las mayores y los próximos contratos que deberá discutir. “Yo nunca rechacé la oferta (de los Nacionales)”, destacó. “Sólo quería más información al respecto y más detalles. Pero ellos tomaron la que consideraban la mejor decisión para el equipo”.

Soto apira convertirse en el primer bigleaguer dominicano en firmar un contrato de más de 400 millones de dólares, pero todavía no ha podido declararse agente libre y debe esperar cuáles son las intenciones de los Padres de San Diego con él.  “Ahora solo estamos preocupado en San Diego de buscar las mejores piezas para el equipo ser campeón”, sostuvo.