Los Leones del Escogido han perdido 4 partidos de manera consecutiva, incluyendo 2 ante los Toros del Este ya descalificados. Su última derrota fue ayer ante las Estrellas Orientales y dejó al equipo escarlata parado en un hilo. Ya no dependen de ellos mismos, depende de la combinación de varios resultados su pase al torneo de entrada a los playoffs entre el 4to y 5to lugar.

Ante el mal momento que viven los Leones, el gerente general del equipo, nos dió su parecer sobre qué ha fallado para los 17 veces campeones nacionales: "Es un tema de ejecución, no es el lugar donde uno quisiera estar pero es dónde nosotros mismos nos hemos colocado por no poder ejecutar en ciertos momentos, en ciertas situaciones. Eso es parte del juego y nos queda salir a jugar duro para hacer todo lo que esté en nuestras manos"

"Tuvimos una ofensiva muy buena, fuimos el mejor equipo ofensivo de la liga hace una semana. Era de esperarse que viniera una regresión, no podíamos mantenernos haciendo 7-8 carreras. También han habido situaciones con el manejo del bullpen que no han funcionado y nos queda buscar los mejores match y tener un grupo de tipos que puedan preservar las ventajas".

Estos resultados críticos de la última semana consecuencia de las causas mencionadas por el gerente, han provocado la furia de la fanaticada escarlata que desde ya piden su cabeza.

¿Cómo recibe José Gómez, las críticas muchas veces excesivas e injustas de los fanáticos?  "Los fanáticos son los dueños de los equipos. José Miguel puede mañana vender el Escogido, yo mañana puedo salir de aquí y los fanáticos seguirán ahí. Yo fui fanático, me sentaba ahí arriba y ¿qué no voceaba  yo? Eso es algo usual, normal. Es algo con lo que he aprendido a lidiar en todo el tiempo que tengo aquí. Todos queremos ganar, yo los entiendo.  Alguien tiene que dar la cara.  En la posición que estoy no es solo para tener un buen trabajo, un buen sueldo y para darme el crédito cuando ganamos, también tengo que tomar el fuete”  comentó José.

Gómez Frías, se hizo cargo del equipo en 2018, está en su 4to año en el puesto. En esos 4 años, el Escogido ha llegado 2 veces a la semifinal/round robin, no ha llegado a ninguna final y si finalmente el Escogido queda fuera esta temporada, fracasaría en el intento por llegar a playoffs por segunda temporada consecutiva.

José es consciente de que esta es una liga que exige resultados y expresó su sentir sobre su posible salida del puesto de GG de cara a una próxima temporada: "Aquí nadie tiene seguridad de nada. Tengo 10 años con el Escogido y nunca he firmado un contrato. Estaré aquí hasta que los propietarios lo entiendan. Así es el negocio, se trata de resultados y siempre hay superiores a ti que toman decisiones y evalúan cuando los resultados no llegan".

Lo que no es menos cierto es que el gerente no deja que los ruidos externos de los fanáticos cambien su rutina. "Llegué temprano al estadio como siempre, fui a mi oficina, me bebí mi tres tazas de café que bebo todos los días. Entré a hablar con el dirigente en una de nuestras conversaciones diarias, hablé con todos los muchachos en el meeting que tuvimos en el club house y escuché salsa con Wilkin. Hice mi rutina normal en un juego que puede determinar tantas cosas en el futuro de muchas personas en el Escogido".

En caso de que se tome la decisión de su no continuidad como gerente, José aceptará la decisión con tranquilidad. "Yo he trabajado con total libertad en el Escogido. No tengo más que agradecimiento… Han sido 10 años de múltiples campeonatos (3) y mucho aprendizaje".