Los Tigres del Licey se van a la pausa del Juego de Leyendas con la tarea hecha. Este viernes clasificaron a la postemporada, luego de vencer, por segunda vez en la noche, a los Leones del Escogido.

En esta ocasión la pizarra quedó 4-3  a favor de los felinos sobre los melenudos, a quienes les tocó jugar como locales en el estadio Quisqueya Juan Marichal. Una temperatura ambiente de 26 grados Celsius, un cielo despejado para jugar pelota, y un buen público se reunió durante 3 horas y 48 minutos para disfrutar de esta velada beisbolera.

Ya a las 3 de la tarde, cuando el Escogido fue el anfitrión, los Tigres habían ganado 3-2. Hablamos de dos juegazos, dos triunfos que los meten de lleno en la postemporada y dos partidos que necesitaba el Escogido para no alejarse más de la remota posibilidad de clasificar.

Esta es la séptima ocasión, de nueve que se han enfrentado este año, en que los Tigres doblegan a los Leones. ¡Dueños de City Champ!

Por los bengalíes abrió César Valdez (4-1-1.734), quien a pesar de haber recibido 10 hits en 6 2/3 entradas de labor pudo sortear las dificultades y agenciarse el juego ganado. La derrota recayó sobre Christopher Molina (2-4-3.28). El relevista Jean Carlos Mejía (1) se adjudicó el rescate.

Con este triunfo los azules terminan la semana, hay descanso hasta el martes, con récord de 26-13, ya clasificados, a un juego de las Águilas Cibaeñas, equipo al que recibirán el martes en el coso de la Tirandentes. Escogido por su parte se queda sin poder sumar y ahora cuenta con foja de 13-27 y con un pésimo registro de 2-18 cuando les toca ponerse la chaqueta gris de visitante.

Los rojos no están eliminados, pero cada derrota los acerca más al despeñadero. Hoy debieron, al menos, ganar una. Y cerca estuvieron. Todo el tiempo necesitaron un batazo para sentenciar el partido, pero ese toletazo decisivo fue sofocado en todo momento por el pitcheo añil.

En el octavo inning, la tropa dirigida por Dave Jauss llegó a tener las bases llenas sin out. Al final fabricaron una, que fue insuficiente, con elevado de sacrificio de Pedro Severino. 

Los dueños de casa anotaron una en las piernas de Oneil Cruz, quien fue impulsado hasta la goma con doblete de Dawel Lugo. En la parte alta del segundo el Escogido empató el juego, pero poco duró la dicha.

Oneil Cruz empujó la segunda del Licey en el tercero con un sencillo al prado derecho que llevó al plato a Alex Call, quien se embasó por un biangular a la izquierda.

El siguiente rugido fue en el cuarto gracias a una jugada de selección en batazo de Michael De León que permitió anotar a Taylor Kohlwey, que recibió boleto y avanzó por sencillo de Jorge Bonifacio y rodado a primera de Michael De La Cruz.

Por los Leones, Sandro Fabián de 4-3, incluido un doble; Franmil Reyes de 4-2; Elier Hernández de 3-2; Starlin Castro, Erik González y Otto López sencillo cada uno.

Por los Tigres, Call ligó doble y sencillo; Lugo un doblete; Taylor Kohlwey, Jorge Bonifacio y Cruz sonaron sendos imparables.