Jerar Encarnación se convirtió en el verdugo de los Gigantes del Cibao y se la botó para darle vuelta al marcador, en la jornada de este miércoles 23 de noviembre en la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana (Lidom).

El guardabosque la desapareció por el jardín central para poner la pizarra cuatro carreras por una, en la parte alta de la quinta entrada ante los envíos del abridor Luis Santos.

El dominicano completó un rally de cuatro anotaciones en el inning para los aguiluchos, que comenzó con sencillo remolcador de Orlando Calixte para traer al plato a Julio Rodríguez.

Fue el segundo bambinazo para el jardinero, que terminó dando cifras definitivas para concretar un nuevo triunfo de la escuadra Cibaeña. El conjunto amarillo derrotó por la mínima (4-3) a los Gigantes del Cibao, en condición de visitante.

El patrullero cerró una jornada productiva como el mejor del partido al ligar de 2-2 con vuelacerca, tres rayitas impulsadas, una anotada y tres boletos recibidos.

Encarnación es uno de los bateadores más explosivo en la vigente campaña y registra promedio al bate de .297, dos cuadrangulares, 15 carreras empujadas, 11 anotaciones, 19 indiscutibles, tres dobles, 15 pasaportes otorgados, .420 en porcentaje de embasado (OBP), .438 en slugging y un OPS de .857 en 19 juegos disputados.

Los dirigidos por Jose Leger se afianzan en la primera posición con récord de 24 victorias y 10 reveses, a un partido de diferencia de los Tigres del Licey.

Para las Águilas, el triunfo en el Julián Javier fue la número 10 en la temporada para mejorar su marca en la carretera con 10-7. Junto a la novena del Licey, son las únicas organizaciones que acumulan doble dígito en ganados como visitante.