El Barcelona goleó 0-4 en el Santiago Bernabéu al Real Madrid y Xavi Hernández goleó en el planteamiento a Carlo Ancelotti.

La evolución del Barcelona ha sido constante y visible y se confirma con la goleada ante su rival en El Clásico del mundo.

📍 Santiago Bernabéu

#ElClásico (0-4)

Xavi y su 4-3-3

El sistema de Xavi aplastó el de Ancelotti de principio a fin, de hecho solo sufrió dos ocasiones claras de gol, una de Fede Valverde y otra de Vinicius jr.

Si arrancamos con la defensa, la presencia de Ronald Araujo como lateral derecho para tapar a Vinicius y sus internadas por la banda, además se apoyó en el poco apoyo que brindaba Nacho ya que no subía a apoyar.

En el medio se plantó con Sergio Busquets, Frenkie de Jong y Pedri, los cuales anularon y dominaron a Casemiro y sobre todo la presencia de Toni Kroos y Luka Modric.

Otro interesante movimiento de Xavi fue colocar a Ousmane Debelé de titular en el equipo por la banda derecha y sus constante desbordes por la banda derecha superó claramente a Nacho, apuesta de Ancelotti en el 11 ante la ausencia de Ferland Mendy.

El juego de posesión del Barcelona se impuso en el terreno al Real Madrid y además, Gerard Piqué y Eric García tapaban las contras del Real Madrid, frenando a Rodrygo y Vinicius, ante la falta de referencia en el ataque blanco, que decidió salir sin un 9 de área.

Esto permitía que los dos centrales jugaran en el circulo central con libertad y dar salida al equipo culé desde el primer pase, haciendo evidente y al ojo normal, parecer que había una superioridad numerica en la gestión de juego.

Pierre Emerick-Aubameyang en el centro del ataque culé, siguió con su gran racha goleadora y anotó un doblete, es increíble como el Barcelona ha cambiado su cara con la llegada de Xavi y los fichajes.

El Barcelona se mantiene a 12 puntos del Madrid en LaLiga con un partido menos, si bien sus opciones son escasas, aún mantienen abiertas las opciones en Europa League.