Antonio Rüdiger es uno de los fichajes estrella del Real Madrid en este mercado de pases, en el que intentará construir un equipo que pueda defender las coronas tanto en LaLiga como en la Champions League. El defensor alemán, proveniente del Chelsea, fue presentado en el equipo merengue y ya quiso ponerse a la afición en el bolsillo.

En la conferencia de prensa donde posó ya con la camiseta blanca número 22, dorsal que usará durante su estancia en Madrid, el ex Stuttgart y Roma habló acerca de cómo Carlo Ancelotti lo venía siguiendo hace meses y cómo lo convenció de arribar al Real. Según el jugador, el entrenador italiano se reunió con Rüdiger en septiembre pasado, pero luego hablaron nuevamente en abril, durante la previa del enfrentamiento entre el Real y el Chelsea por la Champions

"Creo que ese contacto en abril con Ancelotti fue el más importante, porque tomé mi decisión de jugar allí. Me dijo que me quería aquí, que confiaba en mí, y que podría ayudarle tanto a él como al equipo, a mi edad eso ya es suficiente", afirmó el defensor.

Por eso, el jugador admitió haber disfrutado con las remontadas de su futuro equipo durante la pasada eliminatoria de la competición europea, de la cual se consagraría campeón. Lo curioso es que una de esas remontadas fue ante el equipo que Rüdiger defendía, el Chelsea.

"Disfruté jugar en el Bernabéu, fue mi primera vez. Fue un partido intenso con un buen ambiente. Allí me convencí de que iba a ir a un lindo lugar. A pesar de que nos eliminaron, disfruté la experiencia. No me costó mantener la concentración ni la presión por hacerlo bien", remarcó el alemán, autor de un gol en aquel partido, aunque no sirvió para pasar a semifinales.

Nacido en Berlín y formado en el Dortmund, Rüdiger debutó en la Bundesliga con el Stuttgart, antes de fichar por la Roma en 2015, donde explotó a lo largo de dos temporadas. Su buena actuación en Italia acabó por llevarlo al Chelsea, donde ha jugado en los últimos años.

Con el club inglés cosechó un amplio palmarés que incluye una Champions, una Europa League, un Mundial de Clubes, una Supercopa de Europa y una Copa de Inglaterra. Ahora llega a un equipo que viene de ganar todo y deberá hacerse un lugar en una posición donde brillaron Militao y Alaba, con los que competirá por la titularidad.