El dominicano Peter Federico es la última sensación del Real Madrid. Si bien todavía no ha disputado muchos minutos en cancha, lo poco que ha jugado desde su debut hizo que los fanáticos se ilusionaran con sus actuaciones. Por eso, el club ha tomado cartas en el asunto.

El jugador renovó el pasado mes de septiembre hasta 2024 y el club blanco le puso una cláusula de 50 millones de euros. De esta forma, se asegura que ningún equipo se pueda ver ante la tentación de querer fichar a una de las grandes joyas de La Fábrica.

Esto se da por el hecho de que varios clubes se hayan mostrado interesados en adquirir al joven extremo, debido a que fue pieza importante en la obtención de la UEFA Youth League, la "Champions Juvenil", ganada por el Real Madrid en el pasado mes de agosto.

Peter Federico debutó con el Real Madrid en el duelo que midió a los blancos con el Athletic en San Mamés. El canterano saltó al terreno de juego en el tramo final del encuentro, pero tuvo tiempo de dejar varios detalles que demostraron su calidad.

Ante el Cádiz en el Santiago Bernabéu fue citado por primera vez, aunque, a pesar de calentar, no llegó a saltar al terreno de juego. Carlo Ancelotti está encantado con el rendimiento de un futbolista que no para de crecer y que está decidido a derribar la puerta del primer equipo. Se esperaba que viera acción por Copa del Rey ante un rival débil como el Alcoyano, pero tampoco pudo ser. Lo quieren llevar de a poco.

El delantero, de origen criollo, también es seguido de cerca por su selección nacional, con la que ya jugó competencias juveniles, pero si las actuaciones sigue en alza, es muy probable que llegue la citación para el combinado español, donde nació.