Sin duda alguna, el plantel del Real Madrid obtuvo una revalorización enorme tras la consagración tanto en LaLiga como en la Champions League. El título número catorce en la máxima competición europea significó que la institución tuviera mucho más margen para armar su equipo para la próxima temporada y, sobre todo, mantener a sus principales figuras.

Una de ellas es Vinicius Jr., que tuvo una explosión en el equipo haciendo dupla con Karim Benzema convirtiendo goles muy importantes, como el que le hizo al Liverpool en la final de la Champions en París. Por eso mismo, el Real Madrid no quiere perder a una de sus joyas para el futuro y lo "ató" muy fuerte para que nadie se lo quite.

De hecho, en plena suba de rendiemiento, el Manchester United había ofertado en el mercado invernal unos 150 millones de euros que finalmente la Casa Blanca rechazó. Ahora, tras ver los frutos de dicha decisión, el equipo merengue no quiere saber nada con que otro equipo se acerque al brasileño y le firmó una extensión de contrato millonaria con una cláusula de rescisión imposible para cualquier equipo del mundo.

Según publicaron los medios locales, el jugador y el club llegaron a un acuerdo para extender el vínculo hasta 2026 con un salario de 10 millones de euros por temporada. Si bien el club ofreció un contrato hasta 2028, el entorno de Vinicius prefirió acortarlo para poder renegociar en un futuro.

Además, el club blindó definitivamente al jugador con una cláusula de rescisión de mil millones de euros, una cifra cuya única función es poner al jugador el cartel de "no está a la venta". De esta forma, el brasileño se convierte en uno de los jugadores más caros del fútbol mundial.

Así, siendo uno de los jugadores mejores pagos del plantel, Vinicius tendrá el desafío de retribuir su salario mejorando sus números que, de por sí, vienen de ser muy buenos. En la campaña anterior disputó 52 partidos en los cuales convirtió 22 goles y entregó 20 asistencias.