No hay debate sobre el momento que está pasando el Barcelona. La salida de Lionel Messi, un técnico cuestionado, una afición sin paciencia, refuerzos que no compensan las bajas. Un cóctel demasiado amargo para un equipo que, hasta no hace mucho, estaba acostumbrado a ganar todo.

Pero aún así, hay una luz de esperanza en uno de los fichajes estrella del mercado de pases que busca liderar un equipo que, con los últimos resultados, parece totalmente perdido en este comienzo de temporada. Y se trata de Memphis Depay.

Depay es el gran fichaje del Barcelona de esta temporada. Y por el momento, ha pagado la confianza, ya que ha disputado los nueve partidos jugados por el Barça en este arranque, siete de LaLiga y dos de la Champions League, y ha marcado tres goles.

Pero a pesar de eso, los malos resultados tanto en LaLiga como el Champions han sido foco de cuestionamiento del plante. Por lo que fue consultado acerca de si se arrepentía de llegar al club en este momento: "¿Cómo me puedes preguntar esto? Es el Barça. Sabes la grandeza del club y lo que significa para un jugador ir a un equipo como este. Nunca me arrepentiré", declaró sin dudar el neerlandés.

"Conocemos la situación en el Barça. Todo el mundo entra en pánico porque la gente no está acostumbrada a esto. Están acostumbrados a ganar y a un gran fútbol. Pero no estoy preocupado y estoy seguro de que las cosas cambiarán", analizó el jugador proveniente del Olympique de Lyon.

Por el momento, gracias a sus actuaciones, Depay es de los pocos jugadores que se han ganado el cariño de la afición en este duro momento donde todas las facetas del club parecen estar en deuda. Habrá que ver hasta donde más puede llegar la situación de los catalanes.