Nuevos aires se respiran en Barcelona, aunque todavía están un poco viciados por la crisis institucional que sufrió (y sufre) el club en los últimos meses. La salida de Messi, el bajo rendimiento deportivos, la eliminación temprana de las competiciones y la escasez de títulos han sido un combo difícil de digerir y el club quiere un recambio ya.

Pero para eso se necesita refuerzos, y para los refuerzos se necesita dinero. Según el propio presidente del club, Joan Laporta "LaLiga no nos ayuda a poder sanear las arcas del club y permitirnos fichar jugadores". Las declaraciones del máximo dirigente de la institución parecen haber sido escuchadas porque el organismo de la Primera División española y el club podrían llegar a un acuerdo.

Este martes la Junta ha anunciado que los compromisarios participarán en una asamblea telemática para aprobar la venta de hasta el 49'9 por ciento de BLM (Barça Licensing Merchandasing) y hasta el 25 por ciento de los ingresos por la explotación de los derechos de televisión.

La primera venta aportaría 200 millones, por los 540 kilos de la segunda. Esta inyección es vital para poder acudir al mercado y reactivar algunas operaciones que el Barça ya tenía encarriladas y que ahora mismo se ha visto obligado a dejarlas paradas.

"Se pide la autorización para la adquisición de BLM por parte de uno o más inversores de una participación minoritaria del capital social de la sociedad de hasta el 49,9 por ciento. En cuanto a los derechos de televisión se pide la autorización para la cesión a uno o más inversiones de hasta el 25 por ciento de los ingresos de explotación por los derechos de televisión correspondientes a la competición organizada por la Liga Nacional de Fútbol Profesional y/o la obtención de financiamiento sobre la base de dichos derechos de televisión", reza el comunicado.

La cita será el 16 de junio a las 18.30 horas en primera convocatoria en el Auditori 1899. Esta inyección es vital para poder acudir al mercado y reactivar algunas operaciones que el Barça ya tenía encarriladas y que ahora mismo se ha visto obligado a dejarlas paradas.