El Valencia apuntaló su buen comienzo liguero y acentuó la seriedad de su proyecto con un contundente triunfo en Pamplona, ante el Osasuna. Una victoria firme que entierra el lastre de las penurias de antaño y que alienta un futuro que pasa por la inmediata visita a Mestalla del Real Madrid en la próxima jornada.

⚽ 1-4 | FINAL DEL PARTIT

Tres triunfos y un empate dan lustre al despegue del equipo de Pepe Bordalás que en los dos últimos encuentros, frente el Alavés y el Osasuna ha marcado siete goles. Tres al conjunto vitoriano y cuatro al navarro que acabaron con las penas. El Valencia no sumaba seis puntos seguidos en Liga desde antes del estado de alarma.

El primer triunfo a domicilio desde el pasado 10 de enero llegó de la mano de Gonzalo Guedes y con una remontada. El Valencia dio la vuelta al tanto inicial y prematuro de Moncayola. La respuesta fue del uruguayo Maxi Gómez.

Tras el descanso entró en acción la mejor versión del portugués que propició el que se marcó en su portería Aridane. Después firmó en toda regla el tercero. El cuarto lo anotó el paraguayo Omar Alderete, una de las revelaciones de este arranque de curso.

“Tenemos los pies en el suelo. Acabamos de comenzar y debemos ir paso a paso porque esto es fútbol. Pero este es el camino a seguir”, subrayó Bordalás, el artífice de la vuelta de la sonrisa a Mestalla.

Han transcurrido cuatro partidos y el Valencia está a la altura del campeón, con aire de líder.