Erling Haaland fue uno de los jugadores protagonistas de este mercado de pases. Tras su anuncio de que quería salir de Borussia Dortmund y de que el equipo alemán aceptara venderlo, se convirtió en objeto de todo tipo de ofertas de varios clubes europeos. Manchester City, Liverpool, Real Madrid y Barcelona fueron los principales interesados.

Finalmente, el equipo celeste de Manchester se llevó al goleador, pero todo indica que aún será tentado para fichar en otro equipo dentro de poco. Sí, el Real Madrid no se rinde y apuntará a llevarse al goleador nórdico luego de su paso por el equipo de Pep Guardiola.

Y la clave de todo esto es la cláusula de rescisión que incluye el contrato de Haaland con la entidad inglesa. Manchester City estableció un precio de 150 millones de euros para cualquier equipo que quiera llevarse tempranamente al jugador. Eso sí, la cláusula se activará a partir de 2024. Por eso, el Real Madrid sueña con el delantero para esa fecha.

La idea del equipo merengue era contar con Haaland para 2023. Los contactos entre el entorno del jugador y el club madrileño se basaban en que el Real Madrid le "pidió" a Haaland que espere un año más para salir de Dortmund. Finalmente, el apuro del jugador por irse de Alemania pudo más y por eso se decantó por el City.

Pero eso no supuso un contratiempo para el Real, ya que de todas formas está dispuesto a pagar por el delantero en 2024 y juntarlo con un "Last Dance" de Karim Benzema, que lejos está de decaer en su nivel, y su Vinicius que ya sería el dueño del ataque. Además, a diferencia del caso Mbappé, no hay roces ni reproches entre Haaland y el Madrid, por lo que un futuro convencimiento no sería un problema.

Así, aunque aún no haya empezado la temporada 2022/2023, en Madrid ya diagraman un equipo para el comienzo de la temporada 2024/2025 en la que, al menos, ya tienen su delantera ideal. Solo resta saber si ese sueño podrá cumplirse.