Fue una de las novelas del mercado, que se extendía desde hace más de un año, cuando los primeros rumores empezar a circular. El fichaje de Kylian Mbappé por el Real Madrid fue uno de los tantos movimientos que ilusionó a todo el mundo futbolístico por la expectativa que generaba, pero que finalmente no sucedieron.

Luego de intentar por la vía del traspaso en dos ocasiones y que el PSG rechazara la venta del jugador, todo parecía que este verano europeo, Mbappé iba a salir libre hacia España. Pero cuando todo parecía acordado, el delantero decidió renovar con el equipo francés causando un revuelo sin precedentes.

A esto s refirió Florentino Pérez, presidente de la Casa Blanca, que habló por primera vez de lo ocurrido. En una entrevista con el programa El Chiringuito, declaró: "Su sueño era jugar en el Real Madrid, quisimos hacerlo el pasado agosto y no le dejaron salir, el siguió diciendo que quería jugar en el Madrid y como 15 días antes cambió la situación. Por un lado por una presión política y por otro lado económica. Sintió un bloqueo y debió salir por lo que más fácil vio para desbloquear."

El máximo dirigente de la entidad madrileña aseguró que el jugador fue influenciado en su decisión y cambió su discurso y sus pretenciones. "Él no quiso hacer un acto de patrocinio conjunto, a mí me chocó, el fútbol es un deporte colectivo, no hay nadie que pueda ser distinto. Y una serie de cosas, que le había ofrecido ser el líder de la gestión del club... Y dijimos 'Este no es el Mbappé que yo quería traer, es otro, que ha debido cambiar de sueño', por lo que finalmente no llegó".

Incluso, criticó la acción política de los franceses que presionaron para que el jugador no abandone París en un año mundialista y en que la cita se disputa en el país de los dueños del PSG. "Si te llama el presidente de la República, a cualquiera le afecta, aunque no tiene mucho sentido que le llame el presidente de Francia, hay más clubes en ese país. Entiendo que el presidente querrá que prospere, pero podrá prosperar en un equipo o en otro. Zidane vino al Madrid y triunfó, Benzema vino y es un grande.... No sé por qué pasan esas cosas", finalizó