El FC Barcelona sigue lejos de pelear el campeonato liguero, a 12 puntos de la punta con un partido menos y 9 partidos más después de eso. Sin embargo, hoy el triunfo no fue valió 3 puntos, sino la consolidación de un proyecto que ha dejado de ser una mera quimera para transformarse en una realidad que cada vez es más palpable.

Ante su rival más importante históricamente, el Real Madrid, el conjunto blaugrana se creció en el Santiago Bernabéu para endosarle un palizón al conjunto merengue. El resultado de 0x4 llegó cuando nadie menos lo hubiera creído posible, salvo Xavi Hernández y sus dirigidos, quienes se portaron a la altura del escenario que estaban afrontando.

Pero, ¿Qué hay detrás de la victoria del Barça? Hoy analizaremos los puntos que hicieron de este cotejo, una fiesta culé.

Las 3 claves de la goleada del Barcelona

Volvieron las raíces

Desde hace muchos meses y quizás temporadas, el Barcelona no respetaba sus genes. Era una escuadra sin alma, a la deriva de lo que determinara el momento, distando cada vez más de aquel juego vistoso que enamoró a todos con Pep Guardiola a la cabeza y que luego retomó Luis Enrique.

Hoy se volvió a ver eso, por momentos, parecía el elenco de antaño, aquel que se divertía con la bola en los pies y eso, se tradujo en el resultado. Quizás sea el efecto 'Xavi' o que ya comienzan a conocerse mejor los jugadores, pero lo cierto es que hoy ganaron poniendo la identidad futbolística del club por delante.

Lectura simple, pero precisa

Aunque el planteamiento del otrora mediocampista del Barça no fue nada rimbombante, fue efectivo. El 1-4-3-3 de toda la vida, con un mediocentro que dirigía los hilos en la figura de Sergio Busquets, 2 volantes mixtos muy dinámicos como Frenkie De Jong y Pedri y un tridente de ataque bastante participativo.

El juego de posición volvió a tener lugar con los elementos más simples, los de su génesis. Sin inventos, sin improvisaciones, sin ideas de último minuto, pero con una efectividad descomunal. Así triunfó hoy el cuadro blaugrana.

Auba en modo 'bestia'

Todo gran once debe tener una figura, y a falta de Lionel Messi en Cataluña, está Pierre-Emerick Aubameyang. Rápido, implacable y sobre todo, letal frente a la portería adversaria. 2 goles y una asistencia para un hombre que cuenta 7 goles en liga en la misma cantidad de partidos. Sin dudas el fichaje que requería este renovado Barcelona que cada vez gana más, luce mejor y juega más bonito.