La camiseta de un club siempre fue uno de los distintivos más importantes. El diseño y los colores son parte de la identidad de una institución que los fanáticos hacen propio. Pero en las últimas décadas, otro aspecto de la indumentaria se ha vuelto igual de importante: la marca que la confecciona.

El marketing deportivo se ha vuelto un aspecto clave en la economía de un club al punto de que las marcas de indumentaria pagan millones por los derechos de vestir al equipo. El espacio que ocupa el logo en el lado opuesto del escudo se ha vuelto tan cotizado que hasta indica un tipo de status social dependiendo de la marca que aparezca.

Así, desde hace años Adidas y Nike se disputan el liderato en materia de cantidad, calidad y facturación en cada una de las ligas del mundo y LaLiga no es la excepción. Durante el 2021, Nike le había arrebatado a Adidas la corona de mayor cantidad de contratos entre las dos primeras categorías del fútbol español. Pero la marca de las tres tiras no tardó en responder y para este curso volvió a establecerse como la de mayor presencia entre la vestimenta de los clubes participantes.

Adidas repite este año junto a Real Madrid, RC Celta de Vigo, Real Valladolid, FC Cartagena, Real Zaragoza, CD Mirandés, Real Oviedo, Burgos CF, Ponferradina y CA Osasuna. Además, la compañía ha incorporado a Granada FC, que el año pasado vestía de Nike; y Albacete Balompié, recién ascendido a Segunda División.

Por su parte, Nike sufrió un retroceso al pasar de diez clubes a apenas seis entre los 42 miembros de LaLiga. A la mencionada baja de Granada, se suma la de Sevilla, Sporting de Gijón e Ibiza. Respecto al año pasado, solo sumó a Andorra FC y mantiene los contratos con Barcelona, Atlético de Madrid, Mallorca, Elche y Huesca.

De todas formas, cabe destacar que en cuanto a presencia en la Primera División, es Nike quien tiene cierta ventaja sobre su rival al tener a "Culés" y "Colchoneros", dos de los grandes equipos de la categoría y a Mallorca y Elche. Mientras que Adidas solo tiene tres clubes en la máxima, siendo el "Merengue" el único contrato de importancia.

No hay que olvidar que LaLiga firmó un convenio con Puma, quien ha pasado a tener mayor relevancia en el fútbol español. No solo provee el balón oficial del torneo y todo patrocinio técnico de la competición, sino que también ha crecido en cuanto a equipos que viste, ya que se subió al podio con cinco equipos. La compañía alemana seguirá vistiendo a Girona FC, Valencia CF, Deportivo Alavés, UD Ibiza y Real Sporting de Gijón.