La homosexualidad sigue siendo un tema tabú en el fútbol. Hoy en día, pocos jugadores han admitido ser gays por miedo al insulto, al rechazo y a que este simple hecho afecte su carrera deportiva, como ya ha sucedido en años anteriores.

Un futbolista de la Premier League, el cual no ha querido revelar su identidad, en una entrevista para el periódico local The Sun ha declarado que teme hacer pública su condición sexual por la reacción de los aficionados: “Es el 2021 y debería ser libre de decirles a todos quién soy. Pero hay algunos aficionados en las gradas para los que todavía estamos en los 80.”

"Quiero ser abierto con la gente, porque es lo que soy y estoy orgulloso. Pero la verdad es que seré crucificado. Cuando juego, siento que los aficionados lo pueden adivinar y me están juzgando. ¿Doy esa impresión dentro del campo? ¿Se nota en la ropa que llevo fuera del campo? Me ha afectado mucho mentalmente. Es aterrador”, reconoció el futbolista que, según el medio, es una figura importante de la liga.

El jugador se ha puesto en contacto con Amal Fashanu, sobrina del exfutbolista Justin Fashanu, una antigua estrella del fútbol inglés que declaró su homosexualidad en 1990 y se suicidó en 1998, tras sufrir acusaciones falsas de abuso y ser investigado por la policía. Amal ha creado una organización benéfica dedicada a ayudar a combatir la homofobia y el racismo en el deporte.

El pasado año, dos futbolistas de la Premier League desvelaron a su entorno más cercano su homosexualidad, pero en una carta dirigida a la Federación inglesa, uno de ellos aseguró que estaba “demasiado asustado” para hacerlo públicamente. Amal mantiene el contacto con ellos a través de WhatsApp.

“En 2021, cuando nunca habíamos estado tan despiertos como sociedad, parece que debería ser el momento perfecto para que un jugador de alto nivel pueda hablar de esto libremente. Pero la realidad es que la homofobia, especialmente en redes sociales, es más frecuente que nunca. Necesitamos proteger a estos jugadores. Estoy en un diálogo constante con la FA sobre lo que se puede hacer, pero, desafortunadamente, es una situación sin precedentes, por lo que es difícil implementar medidas para una situación que aún no ha ocurrido”, declaró Amal Fashanu a The Sun.