Empieza con sorpresa la Premier para el Manchester City. El equipo de Pep Guardiola inició la defensa del título dejándose los primeros puntos de la temporada ante un gran Tottenham que jugó sin Harry Kane, deseado precisamente por los 'citizens'.

Nuno decidió prescindir de su máxima estrella y acertó en su planteamiento, pues sin su presencia Son, Lucas y Bergwijn brillaron con luz propia y torpedearon a un City incómodo y sin precisión. No hubo morbo por el delantero inglés, pero sí ganas de reivindicación en el bando londinense.

El Tottenham 'mató' al City a la contra al explotar a las mil maravillas la velocidad de sus delanteros. En una de ellas Son anotó el único gol del partido y amagó el arranque liguero de los 'citizens' y la primera titularidad de Grealish con su nuevo equipo.

El City inició una nueva Premier haciendo gala de su gran juego colectivo. El equipo de Guardiola arrancó imprimiendo un gran ritmo de juego ante un Tottenham tembloroso. Así, las ocasiones no tardaron en llegar, aunque faltó puntería, especialmente en una mala salida de Lloris que Fernandinho no logró embocar.

Pasados unos minutos, los 'spurs' empezaron a desquitare y lograron igualar la energía corriendo al contragolpe. El City atacaba con muchas unidades, lo que dejaba grandes espacios para la velocidad de Son, Bergwijn y Lucas.

El juego ordenado dio paso a un correcalles que benefició al conjunto de Nuno, sin embargo el primer tiempo se saldó sin goles en el marcador.

Sorprendentemente, el City no supo ajustar su esquema para impedir al Tottenham salir al contragolpe, por lo que los 'spurs' siguieron pudiendo correr y plantarse ante Ederson con mucho peligro.

Son, Lucas y Bergwijn seguían en modo imparable y una rápida combinación entre los tres dio paso al gol del coreano.

El brasileño lanzó la contra, el neerlandés dividió antes de ceder el balón a Son, que centro su posición para derribar la resistencia 'citizen'.

El City intentó reaccionar, pero el Tottenham levantó un muro imposible de franquear para los de Guardiola. Ni siquiera recurriendo a De Bruyne pudo el equipo de Manchester, que se tuvo que marchar de Londres sin puntos en su estreno en la Premier.