Matías Almeyda, tras un exitoso paso como entrenador de Chivas de Guadalajara, fue contratado en 2019 por el San Jose Earthquakes de la MLS. Aunque esta relación pareciera estar cerca del final. El entrenador argentino no está contento en la franquicia estadounidense y ya le comunicó a la dirigencia su deseo de abandonar el club.

En su primera campaña ganó 13 partidos, empató 5 veces y cayó en 16 oportunidades, quedando en el 8° puesto de la Conferencia Oeste, a un paso de los Playoffs. En su segunda temporada tuvo revancha y pudo llevar a su equipo a la siguiente instancia, pero fue eliminado en la Primera Ronda por Sporting Kansas City.

Finalmente, en la MLS 2021 los resultados volvieron a ser muy negativos. Consiguió 10 triunfos, no se sacó diferencia en 11 ocasiones y perdió 13 veces. De esta manera, sus dirigidos no consiguieron clasificarse a los Playoffs (terminaron 10° en la Conferencia Oeste).

En resumen, en las tres temporadas perdió más de lo que ganó y solo tuvo un pasaje a la postemporada, lo que hizo que las relaciones entre club y entrenador no fueran las mejores ante la falta de refuerzos y un mejor presupuesto para crecer en lo deportivo.

"Me gusta donde estoy, pero me gusta ser campeón a mí. Soy un enfermo que quiero ser campeón y así está complicado, está difícil. Cuando llegué a este club, llegué con otro tipo de realidades en el sentido que se iban a cambiar un montón de cosas que ahora no se han podido modificar", declaró hace unos meses en una entrevista post partido.