Los problemas empiezan a aparecer en el París Saint-Germain. Eran esperables, pero quizás no tan temprano en la temporada. Con un plantel plagado de figuras,es lógico que todos quieran jugar y que algunos resultados no sean los mejores.

Eso pasó durante la última jornada, en la que el PSG venció sobre la hora a Lyon como local, en la presentación de Lionel Messi ante su gente. Pero el partido para el delantero no fue el esperado y, tras haberse perdido algunas situaciones para marcar su primer tanto, fue sustituido a falta de quince minutos, situación en la que se lo vio molesto con el entrenador gesticulando al pasar por su lado al momento de retirarse.

La imagen recorrió todo el mundo y el mismo Mauricio Pochettino explicó que tiene que "pensar en el equipo, debido a que la temporada recién arranca. Son decisiones que hay que tomar". Y una de esas decisiones, será no contar con Messi para el duelo ante Metz de la próxima jornada.

A Lionel lo trajeron para conquistar Europa, algo que el PSG nunca logró hasta el momento, luego de perder la final de 2020 ante Bayern Munich. Y es por eso que si bien todas las competencias que juegue el equipo son importantes, la dirigencia tiene un mensaje claro que es cuidar a Leo al máximo para los partidos importantes de Champions.

Por lo tanto, lo más probable es que el ex Barcelona no figure entre los convocados para jugar ante Metz de visitante mañana y lo resguarden para el clave partido ante Manchester City del miércoles 29, ya que el sábado 25 hay otro partido por Ligue 1, en el que el PSG recibirá a Montpellier.

Lo más probable es que el argentino descanse mañana, juegue unos minutos el sábado para no perder ritmo y esté en óptimas condiciones para recibir a Guardiola y compañía el próximo miércoles en el Parc des Princes de la capital francesa.