La situación en Brasil es muy complicada con el coronavirus y Conmebol decidió que la Copa América se dispute allí, lo que causó una pelea entre los jugadores y el cuerpo técnico de la Selección con los directivos de la Confederación Brasileña y los políticos de su país.

En las últimas horas comenzó a sonar fuertemente que Tite podría dejar el cargo como entrenador de la Selección de Brasil y que incluso hubo un pedido del Presidente Jair Bolsonaro para que sea despedido de su puesto.

"No podemos hablar más porque todo el mundo sabe qué pensamos. Más claro, imposible. Hay respeto mucho respeto de nuestra parte. Cada vez que queremos opinar ocurren muchas cosas. Queremos hablar después del partido con Paraguay porque el camino para el Mundial es nuestro foco. Queremos expresar nuestra opinión", aseguró Casemiro tras el triunfo 2-0 ante Ecuador.

"Ya Tite explicó cuál es la situación. Yo como capitán y él como líder de los jugadores. Cuando habla él, habla todo el grupo. Nuestra posición es unánime, estamos todos juntos", agregó el futbolista del Real Madrid.

"Estoy haciendo mi trabajo normalmente. Siempre lo hago. Estoy en paz conmigo mismo. Una respuesta extraordinaria que guardo para mí es una que dio Obama en una entrevista cuando dijo: 'Mis adversidades son mucho más pequeñas en relación a las de una serie de personas que tal vez enfrenten problemas de salud, alimentación...' Mis problemas son más fáciles. ¿Presiones? Normales", explicó Tite cuando fue consultado sobre su posible salida.

"Ustedes pueden levantar cualquier hipótesis, solo pido que tengan cuidado. Me explicaré, sí, en un momento importante. No ahora. No huyo de la respuesta. Somos conscientes de que hay un tiempo adecuado para hacer las cosas bien", cerró Tite.