Pedragr Rajkovic es un arquero serbio de 25 años que, hasta ayer, no tenía demasiada prensa. Pero milita desde 2019 en el Stade de Reims de la Ligue 1, justo el equipo que tuvo el honor (y la desgracia) de cruzarse con el París Saint-Germian el día del debut de Lionel Messi en el equipo capitalino.

El partido finalizó 2 a 0 para la visita, con dos goles de Kylian Mbappé. Pero los flashes se los llevó Messi que, tras ingresar en la última media hora de partido,finalizó el juego rodeado de fotógrafos que querían capturar los primeros momentos del argentino con la camiseta de su nuevo club de manera oficial.

Pero uno de esos fotógrafos fue uno inédito, ya que era el arquero del propio equipo rival. Rajkovic se acercó al astro argentino para pedirle una foto. Pero no una foto cualquiera, ya que llegó con su pequeño hijo al que puso en brazos de Messi quien, con una sonrisa, accedió sacarse una foto tomada por el mismo Predrag, la cual se encargó de subir a las redes la esposa del jugador serbio.

El momento se hizo viral de inmediato y las redes estallaron con el curioso momento. Inmediatamente después de la foto con el niño, otro jugador del Reims se acercó a pedir algo más difícil aún: un cambio de camiseta con Messi. Pero Lionel con la mejor diplomacia posible lo rechazó, ya que se trata de la primer camiseta usada post Barcelona.