En Paraguay se está disputando el Mundial Sub-15 de fútbol sala, donde los mejores equipos del mundo están presentes para llevarse el título de campeón de la categoría. Pero que estén los mejores no implica que no haya diferencias de nivel extremadamente marcadas como para que haya muchos goles de diferencia entre uno y otro.

Sino díganselo a los chicos de Pakistán que, perdieron 38-0 ante Colombia en el cierre del grupo de la primera fase, y culminaron su participación con tres derrotas y 118 goles el contra en tres encuentros disputados.

Lo que es peor, es que de los 38 tantos, 31 fueron en el primer tiempo, lo que hizo pensar a los asiáticos en no salir a disputar el segundo tiempo, en una clara muestra de frustración ante la diferencia de nivel. Es que los chicos de Pakistán venían de caer 41-0 en la primera fecha y 39-2 ante Argentina en la segunda.

Pero entre ánimos del público y de sus propios rivales,los pakistaníes salieron a la cancha y terminaron el partido entre los elogios y los aplausos de todos los presentes por honrar el deporte, aún ante la clara desventaja en el marcador y en el nivel entre ambos equipos.

“No importa el resultado, los aplaudimos por seguir hasta el final, a pesar de las goleadas me les quito el sombrero por seguir adelante, resultaron siendo un ejemplo de gallardía y esperamos verlos mejor en otra oportunidad”, fue lo que declaró el entrenador colombiano luego del partido.

El mundial sub-15 de fútbol de salón culminará el próximo 26 de noviembre; mientras que el mundial de la categoría 13 años se celebrará en Cataluña durante próximos días y el de la categoría 17 años se disputará en Uruguay de manera alterna.