Increíblemente, la camiseta que las multitudes que adoran a Diego Maradona quisieran tener será subastada en las próximas semanas en la reconocida tienda Sotheby´s que ya anunció que desde el 20 de abril comenzará a recibir ofertas. La casaca en cuestión es la que el astro lució, justamente ante los ingleses en el Mundial de México 1986.

En dicho partido, correspondiente por los cuartos de final del certamen que finalmente ganó Argentina, Maradona convirtió dos de sus goles más icónicos. En el segundo tiempo del encuentro, primero anotó un polémico tanto con la mano que abrió el marcador, y minutos después elaboró una magistral jugada individual que derivó en el que es reconocido como el mejor gol de la historia de los Mundiales.

La icónica camiseta, curiosamente estuvo en Inglaterra desde ese entonces, ya que al final de dicho partido fue intercambiada por Maradona y el volante inglés Steve Hodge, el cual fue poseedor de dicho objeto hasta el día de hoy, cuando decidió subastarla.

“Le di la mano a Maradona. Estaba siendo acosado por sus compañeros. Así que pensé: 'No tiene sentido, simplemente déjalo. Después de una entrevista que tuve bajé a los vestuarios y encontré a Maradona. Lo miré a los ojos, tiré de mi camisa como si dijera '¿Hay alguna posibilidad de intercambio?'. Él se acercó y me dijo que sí. Y ahí las intercambiamos”

La camiseta de Diego estuvo en el museo de Manchester durante muchos años, donada por Hodges que ahora decidió hacer una diferencia económica con la subasta. Desde la casa Sotheby´s se espera una recaudación que superé los 5 millones de dólares y para formar parte del evento ya se puede ingresar a la página para evaluar las posibilidades.

De todas formas, si bien la casa de subastas autenticó la originalidad de la camiseta, existen ciertas dudas sobre si dicha remera es realmente la que usó Maradona al momento de convertir esos dos tantos. Según la versión de la familia del ex jugador, fallecido en noviembre de 2020, la camiseta que posee Hodge es la que se usó en el primer tiempo del partido, no en el segundo.

No tiene manera de comprobar de que es la del segundo tiempo.Hay una del primer tiempo y otra del segundo. Nadie puede comprobar que el cambio existió. Cualquiera que conozca apenas un minuto, un segundo a mi papá sabe que esa camiseta no se la dio a nadie. El día de su vida fue”, declaró Dalma Maradona, la hija mayor de Diego.

Incluso, desde Argentina, iniciaron campañas para pedir que la Asociación del Fútbol Argentino sea la que compre dicha camiseta, por considerarla patrimonio nacional que y que pueda ser exhibida en el país natal de uno de los mejores jugadores de la historia del fútbol.