El 30 de junio de 1985 comenzó la agonía, en el mismo instante en el cual Ricardo Gareca anotaba el gol que clasificaba a Argentina al Mundial de México en 1986.

Clasificaba Argentina y Perú se quedaba afuera, luego de casi diez años de buenos momentos con aquella generación de Cubillas, Velázquez, Uribe y Oblitas

La maldición

Gareca no fue al Mundial, quedó fuera y no pudo ser campeón; por otro lado Perú comenzó desde entonces una larga racha de años sin clasificar a una Copa del Mundo.

Serían 36, 36 años hasta 2018 y antes de llegar ahí,  es preciso que miremos un poco atrás, hacia 2015.

Ese año, por esos designios casi mágicos del destino, el hombre que había sentenciado a los peruanos y a su maldición, llegaba a Lima para asumir el banquillo de la selección nacional.

Ricardo Gareca volvía como entrenador y desde el primer momento reestructuró todo en el equipo al punto que el gran Claudio Pizarro, fue desechado de a poco hasta quedar fuera de la selección.

El Tigre, como le llaman a Gareca impulsó una férrea disciplina y los resultados no se hicieron esperar, en la Copa América en 2015, Perú quedó en tercer lugar al caer contra Chile en semifinales.

Al año siguiente, en la Copa América del Centenario, quedarían en cuartos de final pero el objetivo estaba trazado, el Mundial de Rusia en 2018.

La épica

Las eliminatorias comenzaron mal y en un giro inesperado de los acontecimientos, llegó la resurrección de la mano de un bien grupo, compacto, bien armado, con figuras de renombre como Paolo Guerrero y Jefferson Farfán, además de otros buenos jugadores como Cristian Cueva, Luis  Advíncula y Yoshimar Yotún.

Perú un extremis logró la quinta plaza y accedió al repechaje contra Nueva Zelanda, para ganar y meterse en un Mundial otra vez.

La maldición se rompía y el hombre que la había iniciado se encargaba de acabar con ella también

En Rusia cayeron en un grupo difícil, junto al a la postre campeón, Francia, además de Dinamarca y Australia.

Perú cayó ante los daneses con estrecho margen de 1-0, de igual modo sucumbieron ante los franceses, 2-0 para después imponerse a Australia, 2-0.

El grupo de Gareca dejó una buena imagen y la impresión de poder con más.

El gran salto

Ya para 2019, dieron el batacazo al llegar a la final de la Copa América en Brasil, cayendo ante los locales.

La afición seguía delirando con el equipo y con el nuevo Mundial de Qatar.

En la nuevas eliminatorias otra vez comenzaron con tropiezos y tal vez por ello una vez más decidieron el pase en la recta final, en el último juego.

Los goles de Gianluca Lapadula y Yoshimar Yotún ante Paraguay, le dieron a Perú el boleto al repechaje internacional por segunda vez.

Perú enfrentará a Australia y sale con todo el cartel de favorito y Gareca...El Tigre Gareca sigue dejando una huella en la afición peruana y los buenos fanáticos.

El hombre que cambio la historia sigue ahí, dando la buena nota y rescatando los mejores momentos de fútbol de ese país.

Nadie duda que Perú estará en Qatar y ahí, nadie sabe lo que puede pasar.