La Uruguay del Maestro Tabárez pagó cada uno de sus errores y tibieza en la Copa América. La Celeste, pese a tener mejor ritmo, dejó escapar a Colombia durante los 90 minutos. Grave error. Eso le abrió la posibilidad a un conjunto cafetero que se agrandó en el momento indicado.

VIDEO RESUMEN

[embed]https://www.youtube.com/watch?v=pZQVAf3yBRc&ab_channel=CopaAm%C3%A9rica[/embed]

David Ospina, capitán colombiano, tapó dos tiros, los necesarios para dejar fuera del camino a una de las favoritas del certamen, claro, por debajo de Brasil.

Uruguay había tenido como problema hacer que Luis Suárez se enchufara, que se acercara un poco al nivel que mostró en el Atlético de Madrid campeón de España. Tabárez se quedó esperando. El nueve del Atleti tuvo problemas para moverse y buscar remates en toda la Copa América.

No sumó ningún gol, aunque presionó para que Arturo Vidal hiciese el autogol en el Uruguay-Chile (1-1). Contra Colombia poco pudo hacer. El que más lo intentó fue Edinson Cavani. El delantero del Manchester United mostró un buen rendimiento físico, aunque trabajó para resarcir la falta de puntería. Hizo goles contra Bolivia y Paraguay, pero ante Ospina se quedó seco.

La celeste le confió la velocidad por la lateral derecha a Nández. Pese a sus arrancadas y potencia, no pudo superar a William Tesillo. Intentó centrar y se convirtió en un tiro que sorprendió un poco a Ospina. Colombia supo levantar un muro con Yerry Mina y Davinson Sánchez. El guardameta uruguayo, Fernando Muslera, evitó en más de tres ocasiones que el atacante Duván Zapata le convirtiera gol con la cabeza. El del Atalanta solo pudo anotar en los penaltis. Uruguay, el máximo ganador del torneo, se despide con la pólvora mojada.