El Real Madrid, líder histórico de la UEFA Champions League quiere dar la campanada final ante una temporada que no se le preveía nada bueno desde lo deportivo hasta el poder que tienen en Europa.

Por su parte, el Liverpool buscará hacer lo propio a nivel continental para acabar con los algunos fantasmas e historias absurdas.

Los 13 veces campeones de Europa intentarán ir a la final de una manera pocas veces recordada. El cuadro de Carlo Ancelotti estará tranquilos de forma física ya que ganaron la liga con comodidad, por su parte, los rojos vienen de caer en la última jornada en la Premier que conquistó el Manchester City.

"Estoy seguro de que van a poner toda su energía para hacer un buen partido el sábado, pero con el tiempo lo van a pagar. Es realmente preocupante para nosotros en este momento, el riesgo de lesiones ahora, pero también a largo plazo",contó el secretario general de la FIFPRO, Jonas Baer-Hoffmann sobre el sobreuso que se le están dando a los jugadores debido a lo terrible del calendario.

Si bien es cierto el Real Madrid lleva un poco de ventaja sobre el Liverpool esto no quiere decir que para la "Casa Blanca" todo vaya de una manera sencilla. Para ello, Antonio Pintus, preparador físico de los vikingos ha sabido trabajar en cada uno de los jugadores que tendrá disponible para la gran final.

Uno de los problemas del Liverpool es que este sábado 28 de mayo jugarán su último partido de la temporada en lo que lo han jugado todos, desde la Premier, las Copas domésticas hasta la final de la Copa de Europa algo que no estaba en los papeles ni de su propia directiva al inicio de año para poder formalizar a un club ganador.

Sin embargo, Andy Robertson, férreo defensor inglés contó que esto no es razón para buscar una  escusa pero, afirmó que el trabajo sirvió para llegar a dónde están.

"Ellos han tenido una preparación un poco más relajada. Terminaron la Liga (...) y han podido relajarse y no sostener tantos partidos al máximo ritmo. Queríamos pelear por todo y sabíamos lo que le haría a nuestros cuerpos", acotó.

El Liverpool estuvo hasta la última semana de campeonato liguero tratando de llevarse un título más. No obstante, el despertar del Manchester City de Pep Guardiola en los últimos minutos les hizo dar el galardón al segundo club de la ciudad anteriormente mencionada.

Ancelotti, a su vez, estuvo de acuerdo sobre lo que dijo el defensor inglés en la que tampoco buscarán escusas tras haber ganado LaLiga cuatro juegos antes del último partido.

"Puede que no se hayan entrenado a tope en los últimos días (Liverpool), pero eso no va a afectar al resultado del partido. Es el último partido de la temporada y lo van a dar todo",agregó.

El Real Madrid y el Liverpool jugarán su tercera final del mejor torneo de fútbol del mundo después de la Copa Mundial. Los "reds" la ganaron en 1981, mientras que los blancos hicieron lo propio en el 2018 siendo la final más reciente jugada por la "Casa Blanca".

El pitido inicial será a las 3:00 PM y será transmitido por estas señales.