¿Cómo le vas a parar? – estampó en su portada el Bild, el diario de mayor circulación en Alemania, luego que el seleccionado español goleara a Costa Rica 7-0 en su primera presentación en el Mundial de Qatar, justo minutos después que los teutones fueran sorprendidos por Japón.

Al momento el recuerdo afloró solo, el tiempo retrocedió par de años atrás, justo cuando un 17 de noviembre de 2020, en el mítico estadio La Cartuja, allá en pleno corazón de Sevilla, los españoles le endosaran una de las peores goleadas en su historia a los germanos, 6-0.

El antecedente

Fue una noche negra para “la Mannschaft” que ya venía con el orgullo tocado desde el Mundial de Rusia 2018, cuando quedaron en primera ronda tras perder 0-1 con México y 0-2 ante Corea del Sur, pero ese día en tierras andaluzas, fue épico e incluso, tal como lo reseñaron varios medios en aquel entonces, como Marca, As y El País; aquel juego fue el detonante que provocó la posterior salida de Joachim Low, entonces entrenador de Alemania.

Con este antecedente, estos elencos saltarán mañana al césped del Estadio Al Bayt en el duelo de cierre de la jornada dominical en el Mundial de Qatar.

Realidades

Era el partido más esperado de la primera fase, pero nadie podía pensar que los nipones darían el batacazo hace unos días, obligando a Flick y sus muchachos a jugarse la vida frente a España; nadie lo pensaba, pero así será.

Hablamos de un global histórico de 25 partidos desde 1935, de ellos 10 en los últimos 30 años y en este punto resulta imposible olvidar aquella final en la Eurocopa de 2008, cuando Fernando Torres sentenció a los teutones con una magistral definición para darle a los ibéricos su segunda corona continental allí en Viena, la capital de Austria.

Aquel triunfo sentó las bases para lo posterior camada de éxitos que vendría después para “la Roja” incluyendo el título en la Copa del Mundo de Sudáfrica en 2010, venciendo en semifinales a los germanos, con un tanto de leyenda del excepcional Carles Puyol.

La obra de Luis Enrique

El polémico Luis Enrique ha construido una maquinaria casi perfecta de jugar al fútbol; Unai, Pau, Rodri, Ferrán, Olmo, Morata y Asensio. Desde la defensa hasta la delantera la eficacia es total y ante los “ticos” dieron la mejor lección, haciendo evocar a aquel grupo de 2008, 2010 y 2012.

Si bien es cierto que la entrada de Leroy Sané le otorga mayor verticalidad y cimenta la potencia del ataque alemán; el guion debería dar un giro radical este domingo, para que entonces las perspectivas respecto al inminente triunfo español, adquieran otra connotación, pero la realidad, legitimada con hechos, nos hace plantearnos otra vez la pregunta, ¿Quién puede detener a España en el Mundial de Qatar?, ¿será una “renacida “Alemania?