Todavía se sigue festejando el gol de Vinicius Jr. que le dio la decimocuarta consagración al Real Madrid en la Champions League. El triunfo ante Liverpool en el Stade de France redondeó una temporada que, si bien fue muy compleja desde el estilo de juego, volvió a demostrar que el equipo merengue tiene un plus cuando se trata de situaciones límite.

Con "la orejona" ya en las vitrinas, ahora viene la etapa del receso, pero con la mente puesta en la próxima temporada, que tendrá la particularidad de que se cortará en noviembre por el Mundial de Qatar. ¿Cuáles son los planes del equipo para esta nueva campaña?

Sin duda alguna, el principal foco de atención del club estará en el mercado de fichajes. La coronación en la Champions fue un cierre ideal para algunos ciclos que ya se habían confirmado que se terminaban. Marcelo, Gareth Bale e Isco son algunos de los jugadores que ya habían declarado que se iban de la institución. Y si bien no venían jugando asiduamente, serán tres lugares que el equipo deberá reforzar pensando en la profundidad de la plantilla.

La negativa de Kylian Mbappé a fichar por el club no solo trae el problema de tener que buscar a otro jugador en esa posición cuando en Madrid ya pensaban que estaba todo cerrado. Sino que también dejó en claro al resto de los clubes de que el Real tiene a disposición el dinero que iba a destinar al francés y muchos se podrán aprovechar de eso para pedir fortunas por los jugadores en los que la Casa Blanca se interese.

Uno de esos casos es el de Aurelien Tchouameni. El mediocampista del Mónaco es un fichaje que se reflotó ante la frustración por Mbappé y, si bien el interés del jugador es concreto, el equipo francés pide 80 millones de euros, cantidad que en Madrid no quieren pagar y pretenden bajar lo más que se pueda. De concretarse lo antes posible, el Real ya tendría cerrado dos fichajes debido a que la llegada de Antonio Rudiger es inminente.

En la delantera, la espectacular temporada de Benzema, Vinicius y Rodrygo, más una nueva oportunidad que le darán a Eden Hazard para volver a su nivel, todo parece indicar que no habrá caras nuevas. De todas formas, si en Madrid logran darle un nuevo destino a Luka Jovic y al dominicano Mariano que no serán tenidos en cuenta, puede que Ancelotti quiera contar con algún delantero más, por si acaso.

El problema estará en que, con el equipo titular casi idéntico al de esta temporada, los jugadores de banquillo deberán buscar minutos en un nuevo equipo o conformarse con pasar otra temporada con pocas chances de titularidad. En esa situación están Dani Ceballos, Marco Asensio, Vallejo o Lucas Vázquez