Fue un papelón mundial. Pocas veces visto. Que una autoridad sanitaria interrumpa un juego a los cinco minutos de empezado con la intención de deportar a jugadores presentes acusados de estar en el país ilegalmente, no es algo que suceda todos los días.

El Estado de Sao Paulo, en Brasil, informó que cuatro jugadores del seleccionado argentino habían mentido en la documentación al llegar a tierras brasileras y no informar que provenían del Reino Unido (uno de los países restringidos por las autoridades locales debido a la propagación de la cepa Delta del Covid-19). Por eso, se vio en la obligación de intentar suspender el partido, aún cuando todo el plantel se encontraba hace tres días en el país.

Tras las diferentes versiones explicadas, la Selección Argentina alega que contaba con el aval de FIFA, CONMEBOL y de la propia Confederación Brasilera de Fútbol para disputar el partido y que nunca les avisaron que había impedimentos para jugarlo.

Ahora, ¿qué sucederá con él partido? ¿Habrá sanciones para algunos de los implicados? El artículo 4 del Reglamento de FIFA "La Comisión Disciplinaria de la FIFA podrá imponer sanciones contra las federaciones implicadas en aquellos partidos que no se disputen o que se suspendan de forma definitiva, excepto en casos de fuerza mayor admitidos por la FIFA En tales casos, la Comisión Disciplinaria de la FIFA podrá decretar también la repetición del encuentro"

Habrá que ver si considera que los motivos de esta suspensión, en los que se involucró una agencia ajena a la organización, son considerados de fuerza mayor. En ese caso, el partido deberá reanudarse en una fecha a confirmar, y que incluya todos los protocolos que se exigieron ayer.

En caso de que el partido no pueda reanudarse, lo cual parece probable debido a las posturas de cada Federación, la FIFA evaluará la situación dando por finalizado el encuentro y otorgando las sanciones correspondientes. De esta forma, dependiendo el fallo de la máxima autoridad futbolística, los tres puntos podrían caer en cualquiera de ambos países involucrados.