“El fútbol en un deporte en el que juegan once contra once y siempre gana Alemania”, solían decir hace décadas sobre el poderío de los teutones en este deporte. Claro, cuatro títulos mundiales no son poca cosa para una de las potencias históricas.

Pero desde su consagración en Brasil 2014, los germanos han hilvanado dos eliminaciones en fase de grupos de forma consecutiva y la crisis no hizo mas que acrecentarse. Por eso, la directiva de la Federación decidió prescindir de los servicios de Oliver Bierhoff como Director de Selecciones Nacionales y convocar a Rudi Voller, otra histórica figura local, en su lugar.

El que fuera campeón del mundo como jugador en 1990 y subcampeón en 2002 como entrenador, analizó la actuación de su país en Qatar y dejó varios dichos que ya levantaron polvareda dentro como fuera de su territorio. Más a la hora de hablar del flamante campeón, Argentina.

“Aparte de Lionel Messi, que es extraordinario y a quien todo el mundo deseaba este título mundial, que nadie me diga que los argentinos son mejores que nosotros”, planteó Völler en una entrevista. “Al fin y al cabo, seguimos teniendo un buen equipo. La selección es el equipo más importante que tenemos. Y los jugadores convocados deben actuar en cada amistoso como si se tratara de un partido de clasificación”, sostuvo el ex futbolista.

Hasta ahora, Bierhoff fue el único integrante del cuerpo técnico que perdió su empleo a raíz del fracaso y de la eliminación temprana de Alemania en la Copa del Mundo de Qatar (quedó eliminada en la fase de grupos por segunda vez consecutiva). Bierhoff renunció luego de 18 años de desempeñarse en puestos administrativos dentro de la Federación. En su cargo más reciente, Bierhoff supervisaba todas las selecciones nacionales del país, así como su academia.