Bien es sabido que laFIFA canceló la Copa Confederaciones. El torneo que se disputó desde 1997 hasta 2017, era una competición realizada un año antes del Mundial entre los campeones vigentes continentales y mundiales, al que se sumaba el organizador (generalmente, el mismo que organizaba el Mundial). Debido a las altas temperaturas que caracterizan a Qatar, el Mundial de 2022 se realizará a finales y no a mediados de dicho año, por lo que modificar el calendario con otro torneo para este año o el próximo, fue imposible.

Por eso, la FIFA decidió suspender esta edición de la Copa y, por la creación del nuevo Mundial de Clubes con más participantes, directamente decidió cancelar la competición. De esta forma, ni Argentina e Italia podrán tener la chance de sumar un nuevo trofeo a sus vitrinas de cara al Mundial que se avecina, pero ¿hay posibilidades de que se enfrenten igual?

Previo a la Copa Confederaciones se realizaba la Copa Artemio Franchi, un torneo a partido único entre los campeones vigentes de la Copa América y la Eurocopa. Se realizó en dos oportunidades: en 1985 (Francia, campeón de la Euro 84 venció a Uruguay, campeón de la Copa América 1985, por 2 a 0) y en 1993 (Argentina, campeón de América de ese año, derrotó por penales a Dinamarca, campeón europeo del año anterior)

Por lo tanto, es posible que se reviva ese torneo en calidad de partido amistoso entre ambas selecciones. Las posibilidades son altas, ya que a ambos les servirá como preparación para el Mundial en caso de que clasifiquen y, además, tienen un motivo en común de celebración y homenaje: Diego Maradona. El astro argentino, fallecido en noviembre del 2020, es muy bien recordado en ambos países. En Nápoles, ciudad del sur de Italia es, prácticamente un Dios aparte. Por lo que sería una buena oportunidad para realizar un partido entre ambos.

Solo restaría encontrar una fecha. Tanto a sudamericanos como europeos, aún les quedan varios partidos de eliminatorias para el Mundial. Pero la idea y los motivos, están