La noticia que todos estaban esperando. Finalmente, Lionel Messi podría debutar con la camiseta del París Saint-Germain, equipo al que llegó después de salir polémicamente del Barcelona, club en el que estuvo durante toda su carrera. El partido será por la cuarta fecha de la Ligue 1, ante Reims de visitante.

Así lo confirmó el propio entrenador del PSG, Mauricio Pochettino, que en rueda de prensa luego del entrenamiento de ayer, analizó el momento físico del delantero: "La semana ha sido muy buena para Leo, por lo que tenemos varios días de descanso y esperamos que si va todo bien pueda estar en el grupo y empiece a ser parte del equipo en la parte competitiva".

El PSG jugó el viernes pasado ante Brest, al que le ganó 4 a 2 y recién jugará el domingo en su visita a Reims, en busca de su cuarto triunfo en cuatro presentaciones. Por lo tanto, no parece haber apuro por meter a Messi en el equipo y seguir con el plan acordado de la pretemporada del argentino. Desde su llegada a Francia, el partido ante Reims fue el apuntado como el más probable para su debut.

De confirmarse su inclusión entre los convocados, seguramente haya una revolución en Reims debido a la visita del astro mundial. Situación parecida se vivió en Brest al rumorearse que el jugador podría estar en ese encuentro y la reventa de entradas llegó a cuadruplicar los valores originales de los tickets. Finalmente, Messi no viajó.

Después del partido ante Reims, las ligas se detienen por fecha FIFA y Messi deberá viajar a Argentina para la triple jornada de eliminatorias sudamericanas de cara al Mundial de Catar 2022. En esos compromisos deberá visitar a Venezuela, viajar a Brasil y recibir a Bolivia el 2, 5 y 9 de septiembre respectivamente.