Atlético Madrid no hizo respetar la casa y cayó por 3-2 ante el Liverpool en el Estadio Wanda Metropolitano por la tercera fecha del grupo B de las Champions League.

En un partidazo lleno de emociones y goles, los redslograron su tercera victoria en la competición, se mantienen invictos y con puntaje perfecto. 11 goles a favor y tan solo cinco en contra hace que los de Kloop estén en lo más alto de la tabla.

El duelo inició con un Liverpool arrollador ya que a los 15′ del primer tiempo ya lo ganaban por dos goles. A los 8′ apareció Mohamed Salah, quien realizó una diagonal hacia la media luna del área del ‘Atleti’ y sacó un zurdazo que venció a Oblak.

Siete minutos después, el Wanda Metropolitano cayó en un silencio sepulcral cuando Naby Keïta sacó un derechazo de volea para anotar el 2-0. Diego Simeone no lo podía creer. Sin embargo, los colchoneros no se rindieron y a los 20′ apareció Antoine Griezmann para poner el descuento y ponerle emoción al encuentro.

El Atlético Madrid reaccionaba ante los dos golpes que le dio el Liverpool. A los 34′ llegaría la paridad, y otra vez, el ‘Principito’ se haría presente en el marcador tras una gran jugada de Joao Félix. Para el segundo tiempo, los locales salieron con todo en busca del triunfo pero todo se complicó con una roja inesperada para Antoine Griezmann por una patada al rostro de Firmino.

Los hinchas locales se alegrarían pero solo por momentos ya que se había sentenciado un penal sobre Jose María Jimenez que luego de ser revisado por el VAR se decidió que no había sido falta.

Y hablando de penales, quien había abierto el marcador, Mohamed Salah,fue el encargado también de cerrarlo ya que cerca del final marcaría el gol definitivo. Tras un penal de Mario Hermoso, Salah convirtió desde los 12 pasos para darle una importante victoria al Liverpool en Madrid.