Sabe lo que representa, hace cuatro años en Rusia, dos tarjetas amarillas dejaron fuera a Senegal de la siguiente ronda y con la eliminación, también se esfumaba la posibilidad de los “Leones de Teranga” de reeditar la épica de aquellas jornadas de mayo y junio del 2002.

Cissé miraba expectante, sabía lo que había costado la derrota ante Colombia y que la gente en Senegal no tomaría muy bien el hecho de acabar de esa manera en aquella justa del orbe.

Muchos hablaron por aquel entonces que el propio presidente Macky Sall le había encargado esa “misión especial”, era el elegido, nadie con mayor prestigio que él para que Senegal aspirara otra vez a hacer historia, pero fracasó.

El legado de Aliou

Aliou Cissé había vivido en carne propia aquella gesta cargada de gloria en el Mundial de Corea y Japón; el gol de Bouba Diop ante Francia, luego el de Helder Camara en octavos ante Suecia y en aquellos días, en la antigua colonia francesa, se volvió a escuchar la poesía del gran Senghor; Leopoldo Sedar Senghor, el primer presidente del país tras la independencia, una especie de héroe nacional en Senegal y hasta esa categoría la de héroes fueron elevados aquellos jugadores y Cissé estaba allí, era el capitán.

Si alguien merecía la oportunidad era Aliou, pensaron todos y Aliou no falló, ganó la Copa Africana frente a Egipto y clasificó a la selección al Mundial de Qatar.

El presente que ilusiona

Este martes, en suelo islámico, cuatro años después de aquella eliminación en Rusia 2018, Cissé y Senegal tendrán una nueva oportunidad de reivindicarse con su afición.

Frente al peligroso elenco de Ecuador buscarán definir su pase a octavos los “Leones de Teranga”, un rival que tal como reseñan Marca y Mundo Deportivo, superaron en un duelo de preparación previo al Mundial de 2002.

La confianza de Cissé

Cissé sabe de la calidad de los chicos de Gustavo Alfaro y no quiere supeditar el destino del partido a la presencia o no de Enner Valencia, por ello le contó a As que ha preparado el encuentro sin subestimar a los de la mitad el mundo.

Los senegaleses han debido sopesar la ausencia de su estrella Sadio Mané, pero Aliou ha buscado explotar el potencial del grupo y contra Qatar dieron una lección increíble, la mejor, ganando 3-1.

Y sí, no está Mané, pero están Koulibaly, Gueye, Boulaye Dia y Abdou Diallo para afrontar el reto de este 29 de junio.

Veinte años después de su epopeya en Corea y Japón, los “Leones de Teranga” tienen una nueva oportunidad para volver a pensar en grande, no vale el empate, todo se resume a ganar o… ganar, ¿será?