Hay una noticia que se festeja en todo el mundo futbolístico. O al menos, en todos los que no tienen que enfrentar al París Saint-Germain. Porque tras dos partidos de ausencia, Lionel Messi volvió a entrenar tras su lesión en la rodilla del pasado fin de semana.

Messi se reincorporó este domingo a los entrenamientos en Francia y se espera que pueda reaparecer en el partido del próximo martes contra Manchester City por la Champions League, partido clave para las aspiraciones del conjunto parisino, luego del empate en Bélgica ante Brujas.

El delantero se perdió los encuentros ante Metz y Montpellier, ambos con triunfos del PSG, tras sufrir una contusión en su rodilla izquierda en el partido ante Lyon, que provocó que dejara la cancha antes de tiempo en medio de evidente malestar por salir.

El entrenador Mauricio Pochettino no apresurará el retorno de Messi, pero en la última rueda de prensa adelantó que espera contar con el jugador en el partido de la segunda fecha del grupo A de la Champions League ante Manchester City, a disputarse mañana, a las 15, en el Parque de los Príncipes.

"Leo está mejor y ojalá que pueda participar con normalidad de los entrenamientos. El departamento médico después informará sobre su evolución. Está claro que será un partido muy difícil contra un gran rival. Si bien venimos ganando partidos, creo que vamos a mejorar. Se necesita de tiempo", declaró el entrenador.