Los organizadores de la Eurocopa dejarán de poner botellas de cerveza sin alcohol frente a los jugadores musulmanes después de que Paul Pogba retirara la bebida del patrocinador del torneo la semana pasada.

El francés hizo el gesto durante una rueda de prensa tras la victoria de Francia por 1-0 sobre Alemania.

Ahora, a los equipos, jugadores y entrenadores se les preguntará con anticipación si se opondrían a tener botellas de esta cervecería por razones religiosas en la conferencia de prensa.

El delantero francés Karim Benzema, también musulmán, no tenía botellas de cerveza frente a él cuando habló con la prensa el miércoles por la noche después de ganar el premio al mejor juego de la marca de cerveza contra Portugal.

A pesar de las nuevas reglas, la organización dijo que existe una diferencia entre eliminar las bebidas alcohólicas por razones religiosas y evitar beber debido a enfoques personales sobre la salud y el estado físico. Cristiano Ronaldo, capitán de Portugal, retiró las botellas de Coca-Cola antes del partido contra Hungría y habló sobre la "importancia del agua potable".

La UEFA ha advertido a los jugadores que podrían ser multados si continúan evitando a los patrocinadores y sus bebidas en las ruedas de prensa.